ASIA/INDIA - Aumento de los crímenes contra los dalit: alarma de la iglesia

lunes, 16 octubre 2017 dalit   hinduismo   sociedad civil   violencia   discriminación   iglesias locales   derechos humanos  

Nueva Delhi (Agencia Fides) – “Las crecientes atrocidades de los dalits dan la impresión de que la India está volviendo a la era de Manu Smriti cuando los dalitas eran tratados peor que los esclavos”: dice a la Agencia Fides, el Arzobispo Thomas Menamparampil, ahora emérito, que durante años condujo la Archidiócesis de Shillong en el noreste de la India, y trabajó en la Federación de Conferencias Episcopales en Asia, refiriéndose al antiguo sistema basado en textos sagrados hindúes que datan del año 100 después de Cristo.
El “paria” o “dalit” (erróneamente “intocable”, porque el significado correcto es “oprimido”, ndr) son los “sin casta” o la quinta casta en el sistema social y religioso hindú, que también incluye a las tribus.
“Los medios han informado recientemente que un hombre dalit de 21 años ha sido golpeado hasta la muerte presuntamente por un grupo de hombres pertenecientes a una casta superior en el distrito de Anand, Gujarat. Según las noticias, ha sido asesinado solo por razones de casta, explica Mons. Menamparampil.
En otro episodio, dos Dalits han sido golpeados a finales de septiembre en la aldea de Limbodra en el distrito de Gandhinagar. Algunos activistas dalit han protestado en Gandhinagar el 4 de octubre, para señalar la creciente violencia contra los dalits. En julio de 2016, cuatro dalits fueron atados a un automóvil y flagelados por el presunto asesinato de una vaca cuando en realidad solo estaban retirando el cadáver.
“Durante las elecciones de Lok Sabha en el 2014, el primer ministro Narendra Modi había hablado del modelo de desarrollo de Gujarat como ideal. Las atrocidades cometidas contra los dalit en el estado de Gujarat indican que algo está completamente equivocado en el modelo social de Gujarat. El gobierno de Gujarat no ha logrado detener la discriminación contra los dalits y continúan los ataques contra personas inocentes”, señala Mons. Menamparampil.
Estudios y encuestas recientes revelan una discriminación generalizada contra los Dalits, especialmente en los distritos rurales. La organización “Dalit Sangathan Gujarat”, que defiende sus derechos, denuncia “la actitud letárgica del gobierno en Gujarat”: “El gobierno había asegurado que el caso de la flagelación pública sería tratado en 60 días. Un año después, los 12 acusados están en libertad bajo fianza. En tales circunstancias, ¿cómo se puede esperar justicia en este sistema?”
La Constitución india proporciona medidas estrictas contra las atrocidades contra los dalits, pero la ley no se aplica. El 3 de octubre, el periódico indio “Times of India” reportó cifras de crímenes contra Dalits. “Los casos de atrocidades contra los intocables han crecido dramáticamente de 26.127 en 2005 a 45.003 en 2015. Los analistas dicen que después de la subida al poder central del Partido Bharatiya Janata (BJP), las atrocidades contra los dalit se han incrementado”.
Según el arzobispo emérito de Shillong “el BJP ha adoptado diferentes estrategias para captar los votos de los dalits, peor por otro lado, las organizaciones extremistas hindúes que flanquean el partido, como Sangh Parivar y Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS), no han cambiado su mentalidad y glorifican la era de Manu Smriti”. Según Savarkar, un ideólogo del RSS, “el código de Manu Smriti es una escritura preciosa para nuestra nación hindú y es la base de nuestra cultura, costumbres, pensamientos y prácticas”. Entre estas prácticas muchas son discriminatorias e incluso de burla hacia los dalits.
“Grupos como Sangh Parivar querrían reintroducirlos en la India actual o mantener a los dalits y tribus en la nación sin otorgarles igual dignidad, derechos y libertades”, explica a Fides el p. Suresh Mathew, OFM, fraile franciscano indio. Y agrega: “Mientras esté en el poder un gobierno influido y guiado por la ideología de Hindutva y de Manu Smriti, la discriminación y la violencia contra los dalits aumentarán. La nueva generación de líderes dalit debe trabajar conjuntamente con las fuerzas seculares para evitar la deriva de la sociedad india hacia Manu Smriti”. (PN-PA) (Agencia Fides 16/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
dalit


hinduismo


sociedad civil


violencia


discriminación


iglesias locales


derechos humanos