ASIA/JAPÓN - El Arzobispo Takami: “Justo Takayama Ukon, un ejemplo para los cristianos de hoy”

viernes, 13 octubre 2017 misión   evangelización   secularización   iglesias locales   beatificación   mártires  

Roma (Agencia Fides) – “El Samurai de Cristo, Justo Takayama Ukon - beatificado el 7 de febrero de 2017 en Osaka - ha vivido una vida cristiana auténtica, honesta, sincera y profunda. Ha sido reconocido como un mártir, a pesar de que no fue asesinado. Fue perseguido y tuvo que abandonar toda su riqueza y condición social. Su ejemplo es muy importante y valioso para nosotros. Es significativo para los fieles de nuestro tiempo. Como costumbre nuestra, los Obispos japoneses hemos dado las gracias personalmente al Santo Padre Francisco por su beatificación. Por eso hemos venido al Vaticano, y también estamos felices de recordar y celebrar el 75 aniversario de las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y Japón”, ha declarado a Fides el arzobispo Joseph Mitsuaki Takami, que dirige la Diócesis de Nagasaki y es presidente de la Conferencia Episcopal de Japón.
Los cristianos en Japón necesitan referirse y aprender de Ukon", señala el Arzobispo. "Tal vez debido a la mentalidad y la cultura de Japón", explica, "nuestros fieles son reacios a hablar de su fe cristiana a los demás. Más bien quedan a la espera. Necesitamos una proclamación más explícita del Evangelio. Recordamos que Ukon estaba muy feliz de haber recibido de Dios el don de la fe cristiana y hablaba a todas las personas que lo rodeaban: amigos, súbditos, conocidos. Y muchos de ellos se acercaron a la fe por sus palabras. En este sentido Ukon es un ejemplo a seguir. En la mentalidad común se vive la creencia de que la fe es casi un 'asunto familiar', es decir, que sólo en una familia que ya es católica puede haber nuevos bautizados. Tenemos que superar este paradigma”.
Además, agrega el Arzobispo, “Ukon siempre puso a Dios en primer lugar. Él prefería al Señor Jesucristo que sus propiedad, o el bienestar de la vida, sin ninguna duda. Este ejemplo hoy nos hace pensar en la frecuencia con la que las cosas materiales nos separan de Dios. Cada día una persona bautizada debe elegir a Dios y los japoneses con demasiada facilidad, en una sociedad secularizada, dan prioridad a los bienes materiales: la primera preocupación es esa”.
En el Japón de hoy concluye: "Es muy importante reflexionar sobre la misión de la Iglesia y la reciente Carta que el Papa nos ha dirigido, entregada por el Cardenal Fernando Filoni en su reciente viaje, en el que nos ha estimulado y hecho reflexionar sobre la importancia de la evangelización. Los desafíos en nuestra tierra son muchos. Vivimos en una sociedad que no parece muy interesada en la vida espiritual, sino que está más centrada en la economía. El amor de Cristo nos interpela. Es urgente dar a nuestros fieles una profundización de la fe y una mayor formación. Confiamos en que, gracias a la figura de Ukon, y con la gracia de Cristo, podremos iniciar la renovación de la misión”. (PA) (Agencia Fides 13/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network