ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR - La paz se construye con la oración: la visita de la Comunidad de Taizé a Sudán del Sur

viernes, 13 octubre 2017 paz   reconciliación   oración   guerras   evangelización   jóvenes  

Rumbek (Agencia Fides) – La paz nace del corazón de cada hombre y se construye en la sociedad y en la nación a través de la oración: este es el mensaje que han dejado los representantes de la comunidad de Taizé a los jóvenes de las escuelas de Sudán del Sur.Según la información de la Agencia Fides, las chicas de una escuela secundaria católica en Sudán del Sur, bajo la dirección de las Hermanas de Loreto, siguen tomando inspiración de la comunidad de Taizé, una comunidad ecuménica fundada en Francia.
La hna. Orla Treacy, presidente de la “Loreto Girls Secondary school” en la Diócesis Católica de Rumbek, en Sudán del Sur, ha contado a la Agencia Fides como ha sido la reunión entre las chicas de su instituto y las comunidades de Taizé en Kenia y Francia: “Hemos cultivado una larga amistad con la comunidad de Taizé en Kenia, gracias a las visitas del hermano Luc de Nairobi a Sudán del Sur. El año pasado, dos de nuestras graduadas pasaron tres meses con la comunidad y con los jóvenes de Taizé en Francia” continua la hermana Orla.
La “Loreto Girls Secondary school” de Rumbek ha ayudado a 116 jóvenes a graduarse entre el 2011 y el 2017 y actualmente cuenta con 240 chicas matriculadas. Hablando de la reciente visita de dos hermanos de Taizé a la Escuela de Sudán del Sur, la hna. Orla ha explicado a Fides el agradecimiento de las estudiantes por el mensaje de la comunidad de Taizé: “El mensaje de Taizé es un mensaje de reconciliación y de paz: un tema precioso y del que estamos hablamos hoy en Sudán del Sur. Habíamos pedido al hermano Luc que compartiera con nosotros el espíritu de su comunidad y fue una alegría cuando me dijo que el hermano Alois, el Prior de Taizé, también vendría a visitar Sudan del Sur”.
Los dos hermanos de Taizé han pasado varios días en Juba antes de llegar a Rumbek. En Juba, han visitado a las personas desplazadas en campamentos de refugiados. Al llegar a Rumbek, han visitado la comunidad católica local y las comunidades religiosas, además de pasar una mañana visitando la leprosería de las afueras de Rumbek. Por la tarde, han tenido un encuentro con los jóvenes con los que han orado, leído la Biblia y cantado.
La hermana Orla continua explicando a Fides: “Dada la situación que vivimos en Sudán del Sur, a pesar de las dificultades y del clima social conflictivo, siempre tratamos de encontrar maneras de ayudar a las chicas a conectarse profundamente con Dios y encontrar la paz dentro de sí mismas”. Y las chicas han aprendido a apreciar y amar el estilo de oración y los cantos de la comunidad de Taizé, de modo que siguen orando así incluso después de que los dos hermanos se hayan marchado.
Sudán del Sur, la nación más joven del mundo, después de varios meses de tensiones políticas, se derrumbó en una guerra civil en diciembre de 2013, cuando los agentes de seguridad fieles al presideten se enfrentaron con los leales a la vicepresidente Riek Machar.
En este contexto, el mensaje que ha dejado a las chicas el Hermano Luc “ha sido un mensaje de paz y animo. El hermano Alois ha recordado a las chicas que recen por la paz en Sudán del Sur y por la juventud del país. Además ha invitado a las chicas a llevar la luz de Cristo a sus vidas, la única que puede dar esperanza y llegar a cada corazón”, concluye la hermana Orla Treacy. (PA/BO) (Agencia Fides 13/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network