ASIA/IRAQ - Los obispos de las iglesias locales: el enfrentamiento sobre la independencia del Kurdistan no se debe “internacionalizar”

martes, 3 octubre 2017 oriente medio   iglesias orientales   nacionalismos   sectarismo  

CoptsTOday

Erbil (Agencia Fides) – Los posibles conflictos desencadenados por el referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí sólo pueden evitarse “sentándose seriamente en la mesa de negociaciones”. El enfrentamiento entre el gobierno de Bagdad y el gobierno regional de Erbil debe ser resuelto internamente y no debe ser “internacionalizado”. Los cristianos deben evitar ser instrumentalizados por los frentes opuestos y los componentes predominantes de la población. Y en cualquier caso, se debe evitar que las divisiones y enfrentamientos lleven a un desmembramiento territorial y administrativo de la Llanura de Nínive, la zona de las comunidades cristianas autóctonas.
Estas son algunas de las consideraciones expresadas por los obispos de las iglesias cristianas en Kurdistán en un pronunciamiento común - difundido el domingo 1 de octubre - sobre la peligrosa e inestable situación que se ha creado en la zona tras el referéndum independiente solicitado por el gobierno de la región autónoma del Kurdistán iraquí. Los obispos no toman posición ni se oponen a la proclamación de independencia de Kurdistán, pero esperan una “solución interna” del conflicto, señalando que intervenciones de fuerzas externas podrían exponer aún más a toda la población, en sus diferentes componentes, a sufrir aún más.
Los obispos que firman el documento también han expresado su gratitud al gobierno regional de Kurdistán, que desde el año 2014 ha acogido a decenas de miles de refugiados cristianos de Mosul y de la Llanura de Nineve, obligados a abandonar sus tierras conquistadas por los yihadistas del Estado islámico (Daesh). “No podemos olvidar nunca que nuestros hermanos de la región del Kurdistán, como pueblo y como gobierno, han dado la bienvenida a los cristianos y a otros miembros del pueblo iraquí”, se lee en el documento.
Pero los cristianos - añaden los obispos - deben evitar ser utilizados en los conflictos, aun cuando su vulnerabilidad objetiva continúa haciendo incierto su futuro y la posibilidad de seguir viviendo en su propio país de origen. A este respecto, los Obispos piden explícitamente que la unidad territorial de la Llanura de Nínive se preserve también en el futuro, evitando el choque entre el gobierno de Bagdad y el gobierno de Erbil provoque su fragmentación.
Entre los signatarios del pronunciamiento unitario están Bashar Warda (Arzobispo caldeo de Erbil), Nicodemus Daoud Sharaf (Arzobispo siro ortodoxo de Mosul), Timotheus Musa al Shamani ( obispo siro ortodoxo del monasterio de Mar Matti) y Rabban al Qas (obispo caldeo de Zakho y Amadya). (GV) (Agencia Fides 3/10/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network