ASIA/INDIA - Salvad a vuestras hijas. ¡No las consideréis un peso sino una ventaja!

sábado, 30 septiembre 2017

Internet

Chennai (Agencia Fides) – El feticidio femenino es un problema a nivel nacional, así como un mal social. El aborto selectivo y el aumento del número de infanticidios femeninos se han convertido en un serio problema social en diferentes partes de la India. Los casos de feticidios de niñas están aumentando rápidamente en la India urbana, trascendiendo todas las barreras de casta, clase y comunidad, e incluso la brecha norte-sur. La Asociación Médica India estima que cada año se abortan cinco millones de fetos femeninos. “Lo más alarmante es que el aborto selectivo también prevalece entre las clases sociales más altas. Es increíble que el deseo de tener un hijo varón haga que la gente sea tan cruel de tomar la decisión de matar a la niña no nacida”, dice a la Agencia Fides la hermana Margaret Devadoss Joseph (Dra. Margaret D. J.) médico de las Hijas de María Auxiliadora. Las Salesianas de San Juan Bosco o Hijas de María Auxiliadora (FMA) se ocupan del doctorado (Departamento de Estudios Cristianos, Universidad de Madrás), de la enseñanza teológica en el teologado salesiano de Chennai, en el Departamento de Estudios Cristianos en la Universidad de Madras como facultad invitada.
Otra forma de homicidio femenino es el infanticidio intencional de las niñas dentro del primer año de edad. Si el bebé sobrevive al feticidio, es abandonada entre la basura o en los vertederos. A veces, son quemadas vivas o envenenadas, otras mueren porque ingieren veneno aplicado en el pecho de la madre. Son vendidas, asesinadas, torturadas y golpeadas. Toda esta maldad se debe al deseo extremo de tener un hijo varón en algunas esferas de nuestra sociedad que niegan el derecho a las hijas de nacer en este mundo”, agrega la hermana Margaret.
Las niñas también corren el riesgo de sufrir una niñez entre violencias de género, amenazas, privadas de educación y obligadas al trabajo infantil, el matrimonio precoz y las torturas. En los matrimonios infantiles, mientras el chico continúa su educación, la niña se ve privada de su derecho a la educación y al empleo. Algunas personas creen que el nacimiento de una niña puede reducir su estatus social en la sociedad. Aquellos que viven en la pobreza extrema a menudo creen que la niña causará aún más dificultades económicas a la familia.
Es responsabilidad de todos cuidar de las niñas y darles todas las oportunidades para tener éxito en la vida. 'Salvamos a las niñas, eduquemos a las niñas' es una de las iniciativas sociales llevadas a cabo en la India no sólo para combatir feticidio femenino y el infanticidio, sino también para promover el pleno bienestar de las niñas. Esta iniciativa cuenta con el apoyo activo del Gobierno, las asociaciones de activistas de derechos humanos y Ong. El objetivo es proteger, salvaguardar, apoyar y educar a las niñas.
“Para detener el feticidio femenino y el infanticidio, liberar a las niñas y promover sus beneficios en general, primero debemos detener los test de selección sexual. En segundo lugar, debemos crear un ambiente en el cual cualquier niño no nacido sea bienvenido sin ningún prejuicio de género. En tercer lugar, debemos recordar que ninguna sociedad puede prosperar en su conjunto cuando la mitad de ella es constantemente tratada como inferior a la otra mitad. Cuarto, cualquier ley establecida no servirá de nada si nosotros, como sociedad, continuamos negando a las hijas la dignidad, la libertad y las oportunidades que les pertenecen. Sobre todo, debemos considerarlas como un patrimonio”, ha dicho la hermana Margaret. (PN/AP) (30/9/2017 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network