ASIA/COREA DEL SUR - Un compromiso común: llamamiento de los líderes religiosos y de los políticos por la paz en Corea

martes, 19 septiembre 2017 paz   guerras   libertad religiosa   comunidades religiosas   líderes religiosos   justicia   reconciliación  

Seúl (Agencia Fides) – Las peticiones contenidas en un llamamiento especial en favor de la paz firmado por 2.000 personas de diferentes nacionalidades, etnias y religiones reunidas en Seúl para la cumbre de la Alianza Mundial de las Religiones por la Paz (World Alliance of Religions Peace), que ha terminado el 18 de septiembre son: firmar y aplicar el alto el fuego; negociar un tratado de paz y establecer una era de reconciliación duradera en la península coreana.
En la cumbre han participado más de 50 líderes políticos y jefes de 30 países del mundo, más de 680 líderes religiosos (entre los cuales cristianos de todas las confesiones) de 120 países.
La Alianza tiene como objetivo reforzar la red entre líderes y comunidades religiosas del mundo para contribuir a la paz en el planeta.
El texto del llamamiento, enviado a la Agencia Fides, afirma que “los líderes religiosos deben unir sus manos, refiriéndose al único Creador, para terminar con todas las guerras y dejar la paz en el mundo como herencia para las generaciones futuras”. A tal fin, se pide a los representantes de las Naciones Unidas “que realicen todos los esfuerzos posibles para emanar una ley internacional que garantice el cese de todas las guerras y contribuya a la paz en el mundo”. Los signatarios, dirigentes políticos y religiosos, se comprometen a cooperar y alentar a las poblaciones de sus países “a lograr la paz en el mundo”. “La paz no se logra a través del esfuerzo individual, sino gracias al compromiso común y a la unidad de muchos que trabajan juntos”. En la ceremonia de clausura de la cumbre, celebrada en el Parque Olímpico de Seúl el 18 de septiembre, han estado presentes más de 200.000 personas de diferentes confesiones religiosas, que a su vez se han comprometido a convertirse en “mensajeros de la paz”.
Mientras tanto en la península coreana se vive en tensión. Mientras que el régimen de Kim Jong-Un pretende “acelerar” su transformación hacia la energía nuclear, los Estados Unidos han declarado que “también existe la poción militar” y, en respuesta a los lanzamientos de misiles de Pyongyang, han llevado a cabo una manifestación, simulando un bombardeo en los cielos de la península coreana. China y Rusia también han comenzado sus ejercitaciones navales cerca de Corea del Norte. En esta situación, los líderes religiosos afirman que, “es cada vez más urgente realizar un esfuerzo de paz”. (PA) (Agencia Fides 19/9/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network