ÁFRICA/TOGO - “Volvamos a la Constitución del 1992 para resolver la crisis”, dicen los Obispos

lunes, 18 septiembre 2017 obispos   política  

Lomé (Agencia Fides) - “Las reformas constitucionales son de particular importancia ya que sin ellas es imposible restablecer la paz y la cohesión social en nuestro país”, escriben los obispos de Togo en la carta pastoral sobre la situación del país, sacudido por fuertes protestas populares para pedir una limitación del número de mandatos presidenciales, con el fin de permitir la alternancia para el cargo de presidente del Estado, dirigido desde el 2005 por Faure Gnassingbé Eyadéma, hijo del general Gnassingbé Eyadéma, que reinó durante 38 años hasta su muerte (véase Fides 15/9/2017).
“La Conferencia Episcopal de Togo - continúa el documento recibido por la Agencia Fides - expresa su inquietud por la represión de las manifestaciones así como por la incitación al odio étnico que se está propagando a través de las redes sociales”.
Los Obispos condenan la violencia cometida por las fuerzas de seguridad “contra las poblaciones de algunas localidades, tras las manifestaciones de los días 6 y 7 de septiembre, y el uso excesivo de la fuerza contra sus conciudadanos, en algunos casos incluso dentro de sus hogares”.
La carta pastoral también pide al ejército que permanezca neutral “evitando cualquier intrusión en el debate político, como pide la Constitución”.
Después de instar a políticos, líderes de la mayoría y de la oposición, y a la ciudadanía a no ceder a los llamamientos que incitan a la violencia, los obispos terminan pidiendo a todos que oren por la paz.
Comentando la carta pastoral, Su Exc. Mons. Nicodème Anani Barrigah-Benissan, obispo de Atakpamé, que ha sido Presidente de la Comisión Verdad, Justicia y Reconciliación, ha recordado que la Comisión que él presidia en febrero de 2012 había entregado al Presidente Gnassingbé un informe con 68 recomendaciones “para consolidar la democracia y pacificar el clima social”, peor no han sido puestas en práctica.
“Nosotros, los Obispos, pensamos que es necesario realizar un debate sobre las reformas en conformidad con la Constitución de 1992, para resolver la situación y poder avanzar”, concluyen.
La Constitución de 1992 fue aprobada tras una ola de protestas que obligaron a Gnassingbé Eyadema, padre del actual presidente, a lanzar una temporada de democracia multipartidista y limitar el número máximo de mandatos presidenciales a dos. Diez años más tarde, el Parlamento levantó el límite del mandato para permitir que Faure Gnassingbé Eyadéma volviese a presentarse después de que ya hubiera superado los dos mandatos. (L.M.) (Agencia Fides 18/9/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network