EUROPA/SUIZA - Formación en el centro de encuentro de los institutos de la Familia Scalabriniana

lunes, 4 septiembre 2017 institutos misioneros   emigración   formación   jóvenes   política  

Solothurn (Agencia Fides) - En el clima político actual, donde parecen prevalecer conflictos imposibles de sanar, injusticias y temores por la inseguridad que conducen a la autodefensa y al cierre hacia los demás, cada vez es más necesaria la formación de las personas, para volver a fundar la sociedad desde la solidaridad y la confianza. Es crucial centrarse en la cultura del encuentro para superar los extremos del individualismo radical o de un comunitarismo que excluye a los que son diferentes.
El tema de la formación - tanto la que se dirige hacia las comunidades de la Familia Scalabriniana como la que se ofrece a todos, migrantes e indígenas, en los diversos ambientes – ha caracterizado el encuentro de las direcciones generales de los tres institutos de vida consagrada de la Familia Scalabriniana (misioneros, religiosas misioneras y misioneras Seculares), que se ha celebrado el 31 de agosto y el 1 de septiembre en el Centro Internacional de Formación “GB Scalabrini” en Solothurn, sede de las misioneras Seculares Scalabrinianas.
Según la nota enviada a la Agencia Fides, las ponencias de especial interés han sido dos.
El primero del dott. Samad Qayumi, ingeniero y ex ministro de educación pública en Afghanistan, el cual después del 1992 tuvo que huir exiliado precisamente debido a su compromiso en favor de la educación del pueblo. Samad Qayumi, que hoy vive en Suiza y sigue dedicándose a la formación de los jóvenes, ha puesto de manifiesto la necesidad de despertar en los jóvenes el interés por el compromiso político para que aprendan a “expresar públicamente su propria opinión actuado en favor de la paz”.
La segunda intervención ha sido la del franciscano suizo P. Albert Schmucki, docente en las Universidades pontificias de Roma, el cual ha puesto de manifiesto que muchos jóvenes se plantean preguntas religiosas pero a menudo dentro de sus familias no reciben respuestas que puedan ayudarles a madurar en la fe y en la vida. Es evidente hoy la soledad de una generación caracterizada por el individualismo, que tiene difícil encontrar adultos con quienes medir su propio proyecto de vida. Por lo tanto, es de vital importancia para los jóvenes entablar un diálogo con personas que tomen en serio su formación, caminando con ellos.
La reunión ha terminado con el intercambio sobre nuevas iniciativas de los tres institutos Scalabrinos tanto en el ámbito de la intervención directa en favor de los inmigrantes y refugiados como en la sensibilización del mundo político, la sociedad y la Iglesia en varios continentes (LD/SL) (Agencia Fides 4/9/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network