AMÉRICA/BRASIL - El 7 de septiembre jornada de ayuno y oración por Brasil

sábado, 2 septiembre 2017 iglesias locales   derechos humanos   pobreza   política   trabajo  

Brasilia (Agencia Fides) - Este 7 de setiembre, día en que Brasil celebra la independencia, se llevará a cabo en todo el país la 23ª edición de la iniciativa “El grito de los Excluidos”, cuyo lema es “Por los derechos y la democracia, la lucha cada día” y que tendrá por tema “la vida en primer lugar”, con el objetivo, según la Coordinación Nacional, de llamar la atención de la sociedad sobre la urgencia de la organización y la lucha popular en el contexto actual del país. La iniciativa nació de la realidad eclesial brasileña en 1995 para profundizar el tema de la Campaña de la Fraternidad de aquel año y responder a los desafíos planteados en la Segunda Semana Social en Brasil, celebrada en 1994.
El Presidente de la Comisión Episcopal Pastoral para la Transformación de la Acción Social de la Conferencia Episcopal Brasileña (CNBB), Su Exc. Mons. Guilherme Antônio Werlang, obispo de Ipameri, durante la presentación de la iniciativa ha declarado: “Vivimos tiempos difíciles. Los derechos y los progresos democráticos realizados en las últimas décadas, fruto de movilización y de lucha, están amenazados. La adecuación fiscal, las reformas del trabajo y de las pensiones están reduciendo los derechos de los trabajadores para favorecer los intereses del mercado. El sistema democrático está en crisis, lejano de la realidad que vive la población”.
El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal del Brasil (CNBB), en vista de la fecha, ha publicado un mensaje, enviado a la Agencia Fides, titulado “La Vida en primer lugar”, en el que urge una vez más a las personas de buena voluntad “a movilizarse pacíficamente en defensa de los derechos y la dignidad del pueblo brasileño, proponiendo 'la vida en primer lugar'”.
“La sociedad brasileña está cada vez más perpleja – escriben los obispos - ante la profunda crisis ética que ha llevado a adoptar decisiones políticas y económicas erradas, tomadas sin la participación de la sociedad, de modo que tales medidas implican la pérdida de derechos, agravan situaciones de exclusión y castigan al pueblo brasileño pobre”.
El Consejo Permanente, pide que “ante el grave y prolongado momento triste vivido por el país, sugerimos a las comunidades que, en esta fecha, se añadan dos elementos importantes de la espiritualidad cristiana para acompañar las reflexiones y las acciones sobre la realidad brasileña: un día de ayuno y de oración por Brasil”. (SL) (Agencia Fides 02/09/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network