ASIA/FILIPINAS - Llamamiento de obispo de Marawi: “La prioridad debe ser siempre salvar la vida de los rehenes”

viernes, 1 septiembre 2017 islam   minorías religiosas   libertad religiosa   terrorismo   yihadistas   isis  

Marawi City (Agencia Fides) - “Vivimos horas de gran aprensión. La crisis de Marawi está a punto de terminar. El ejército filipino ha recuperado gran parte de la ciudad y entre los terroristas queda sólo un puñado de irreducibles que sigue manteniendo un grupo de rehenes, entre ellos el vicario de Marawi, el p. Soganub y otros católicos. El momento es muy peligroso porque las vidas de los rehenes en estas horas está en riesgo. Todo el mundo se pregunta: ¿cuál será su destino? ¿Qué harán los terroristas?” Así lo declara a la Agencia Fides, visiblemente preocupado, el obispo Edwin de La Peña, quién dirige la prelatura apostólica de Marawi, en la isla de Mindanao. La ciudad de Marawi fue ocupada por jihadistas fieles al Estado Islámico y está sitiada por el ejército filipino desde hace más de tres meses.
El Obispo continúa: “El Presidente Duterte ha confiado a los líderes militares la responsabilidad de la estrategia de campo. Ellos harán sus elecciones, para Duterte es importante poner fin a esta crisis que se prolonga desde hace demasiado tiempo. El presidente también está impaciente por razones políticas y teme por su popularidad. Pero hoy quiero lanzar un llamamiento al Presidente Duterte y a los militares: la prioridad debe ser salvar vidas humanas. Esperamos que cada acción respete esta prioridad. Las vidas de los rehenes no son y nunca serán consideradas 'daños colaterales'. Son vidas humanas y sus familias están sufriendo. Si algo malo pasara, sería una gran amargura y dolor. Oremos por ellos con todo el corazón. Sabemos que en las últimas semanas, el p. Teresito tuvo la oportunidad de escapar, uniéndose a un grupo que logró hacerlo, pero quería estar cerca de su gente”.
La tensión sigue siendo alta en Marawi: “Desafortunadamente, no hay negociaciones – continua Mons. De la Peña - porque los militantes son extremistas y en su ideología de odio no han dejado margen para el diálogo. Además, el Presidente Duterte ha elegido la línea dura y no hay canales para posibles negociaciones. Incluso los líderes musulmanes que han ido a Marawi en las últimas semanas han vuelto con las manos vacías”.
El obispo confirma a Fides que la catedral católica de Marawi, previamente ocupada y devastada por los yihadistas, ha sido recuperada por los militares, pero “todavía no me han dado permiso para ir a verla”, señala. “Haremos todos los esfuerzos para reconstruirla. Y ahora todo el pueblo marawi, desplazado, está deseando volver a tocar el suelo nativo. Quiere regresar, comenzar lentamente su recuperación y reconstrucción”, añade.
Mons. de la Pena lanza un llamamiento a través de la Agencia Fides: “Pedimos a todos los católicos del mundo que se unan a nosotros en la intensa e incesante oración por la vida de los rehenes. Pedimos al Papa que nos muestre su cercanía y solidaridad. Sus palabras serían un fuerte estímulo para todos nosotros. La única salvación para nosotros hoy es confiar en Dios y confiar esta delicada situación a María, Auxiliadora, protectora de nuestra prefectura apostólica de Marawi. Esta crisis comenzó justo en vísperas de su fiesta. Ahora invocamos a la Virgen María con todo el corazón y ponemos en sus manos y bajo su manto la vida de los fieles inocentes”. (PA) (Agencia Fides 1/9/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network