ASIA/TURQUÍA - El pastor evangélico Brunson sigue en la cárcel por espionaje. Trump había pedido la extradición

martes, 29 agosto 2017 evangélicos   geopolítica  

Twitter

Ankara (Agencia Fides) – Hasta ahora han fallado todos los intentos del Presidente Donald Trump por liberar y hacer que regrese a los Estados Unidos Andrew Craig Brunson, el pastor evangélico estadounidense que había sido arrestado en Turquía en otoño de 2016 bajo la acusación de formar parte de la organización Hizmet del predicador islámico turco Fetullah Gulen, señalado por Turquía como el mandante del fallido golpe del 15 de julio de 2016. EN los últimos días el predicador Brunson, tras la intervención de Trump, ha sido acusado de crímenes aún más graves de los que le habían acusado en el pasado, y ha sido transferido a una cárcel de máxima seguridad donde están algunos de los acusados de estar entre los máximos responsables del fallido golpe del 2016. Las indiscreciones que han circulado en los medios de comunicación turcos atribuyen al pastor evangélico incluso vínculos con el PKK - Partido de los Trabajadores del Kurdistán, una organización ilegal del Kurdistán en Turquía - y con la CIA. En los comentarios sobre la evolución del caso, los medios de comunicación turcos hacen notar las visitas que el pastor evangélico al parecer ha recibido por parte del Embajador de los Estados Unidos en Turquía durante su estancia en la primera cárcel, así como las peticiones de liberación y extradición del acusado realizadas por el Presidente Trump en persona durante la reunión de mayo pasado en la Casa Blanca con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.
El pastor evangélico Andrew Craig Brunson, que era responsable de la iglesia evangélica de la Resurrección en Izmir (Smirne Diriliş Kilisesi), en octubre de 2016 había sido convocado junto a su mujer, Lyn Norine, por la oficina de inmigración, que les había comunicado en un primer momento la obligación de abandonar el país, justificando tal medida con la vaga acusación de haber recibido financiación del extranjero para iniciativas misioneras y por poner en peligro la seguridad del País con sus actividades.
Posteriormente, la prensa turca informó de que el decreto de expulsión del pastor se había convertido en un arresto, después de que un testigo secreto lo acusase de pertenecer al FETO (acrónimo turco de “Organización terrorista Fethullahnista”, definición con la que los organismos turcos filo-gubernamentales indican la red de Gulen). (GV) (Agencia Fides 29/8/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network