AMÉRICA/CHILE - Con más fuerza que antes, promovamos el valor de la vida: los Obispos sobre la despenalización del aborto

martes, 25 julio 2017 vida humana   iglesias locales   derechos humanos   mujeres  

Cech

Santiago (Agencia Fides) – Tras la aprobación del proyecto de ley por parte del Senado chileno que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres casos particulares, “después vendrá la ley de la eutanasia, y así”, estas leyes “ contrarias a la persona humana, al orden natural querido por Dios y a la misma fe católica” han sido aprobadas con el voto de los partidos de izquierdas, incluida la democracia cristiana, subraya Su Exc. Mons. Francisco Javier Stegmeier Schmidlin, obispo de Villarrica, que se pregunta que tenemos que hacer ahora “los que estamos por la vida y la familia y en contra de la cultura de la muerte”.
En el comunicado de la Conferencia episcopal chilena, recibido en la Agencia Fides, el obispo hace una lista de siete acciones. En primer lugar “rezar al Señor por la conversión de los abortistas y por la pronta derogación de la ley. Apoyar a la mujer con un embarazo vulnerable y participar en instituciones dedicadas a esto. Estudiar los fundamentos (genéticos, biológicos, antropológicos, estadísticos...) del por qué todo niño tiene derecho a nacer y también los efectos del aborto en la madre, en la familia y en la sociedad. Ser siempre y en todo lugar militantes pro vida y pro familia”. Participar en los movimientos pro vida y en sus actividades. Usar un lenguaje adecuado: no hablar de 'embrión' y 'feto', sino de 'niño', 'persona'. Votar sólo por candidatos pro vida.
El Comité permanente de la Conferencia episcopal chilena, en una declaración que lleva la fecha del 21 de julio, afirma que “el proyecto de ley aprobado nos parece un retroceso que instala y legitima en la sociedad chilena una discriminación injusta hacia seres humanos indefensos, cuya vida el Estado está llamado a garantizar y proteger”. Para los obispo no es una respuesta humanizadora y civilizadora frente al drama mayor que viven las mujeres en las situaciones límite que las causales refieren: peligro de vida para la madre, malformaciones en el feto o violación. “En vez de desplegar los mayores esfuerzos por ambas vidas humanas igualmente dignas - la de la madre y la del hijo que espera -, ahora en Chile habrá niños y niñas considerados 'descartables' , como ha llamado el Papa Francisco a todos los seres humanos que la sociedad margina porque 'incomodan' o porque no son considerados dignos de vivir”.
Los obispos están doloridos por el voto a favor expresado por los parlamentarios que dicen ser cristianos, y recuerdan lo afirmado en su mensaje del 25 de marzo de 2015, titulado “El derecho humano a la vida, una vida digna para cada persona”.
“En un momento en que necesitamos recuperar la confianza, las autoridades políticas son las primeras llamadas a testimoniar coherencia entre las convicciones éticas que proclaman y el actuar público que desarrollan” está escrito en el mensaje, que termina con estas palabras: “Como Iglesia somos respetuosos de la actuación de los poderes del Estado en el contexto de la democracia. Con transparencia hemos ofrecido nuestra mirada en todas las instancias pertinentes, a través de personas e instituciones que seguirán trabajando en favor de la vida. Ante cada drama humano, los católicos continuaremos proclamando el amor infinito de Dios, que en la resurrección de su Hijo Jesucristo nos brinda la fuente de nuestra promoción de toda vida humana y de su dignidad”. (SL) (Agencia Fides 25/7/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network