ASIA/CHINA - El campamento de verano, escuela de fe y de vida para los niños

jueves, 20 julio 2017 iglesias locales   jóvenes   animación misionera  

Faith

Pekín (Agencia Fides) - Hay quienes han recitado el rosario por primera vez aprendiendo a usar la corona, quienes por primera vez han asistido a la misa de principio a fin, quienes se han vuelto más disciplinados y juiciosos después de unos días de vida comunitaria en el campamento de verano, organizado como todos los años por la comunidad católica china continental: son los testimonios de los padres narrados a las hermanas y a los sacerdotes que han llevado a cabo el campamento de verano 2017. Los niños, de este modo “han experimentado la escuela de la fe y la vida”, dice un sacerdote de los organizadores.
Según la información recogida por la Agencia Fides, en la actividad del campamento de verano están involucrados los sacerdotes, las religiosas y los seminaristas, pero también en algunas diócesis, el mismo obispo en persona, ha preparado, organizado y conducido el catecismo. Entre ellos Mons. Giuseppe Han Ying Jin, de la diócesis de San Yuan, en la provincia de Shaan Xi, con 136 niños este año ha sido el campamento más grande.
La diócesis ha puesto a disposición 9 seminaristas, 2 religiosas y varios voluntarios, para organizar del 9 al 16 de julio, el catecismo, los testimonios, la enseñanza, el espectáculo de tema bíblico, una peregrinación. Durante la peregrinación a tres parroquias, los niños han sido recibidos con gran calidez y generosidad por parte de los feligreses, convirtiéndose en un testimonio vivo de fraternidad, además de altruismo y servicio.
La satisfacción gana la fatiga, como dice Don Dou, “es agotador y hace calor, pero cuando veo niños con rosarios en la mano, rezando con gran devoción y concentración se me pasa todo el cansancio”.
Unos setenta niños de la diócesis de Na Chong, en la provincia de Si Chuan, han sorprendido a sus padres después de una semana pasada con las hermanas y sacerdotes, del 7 al 14 de julio. Uno de ellos ha comentado: “Mi hijo se ha vuelto tan buena que ni me lo creo, ahora sabe rezar el rosario, saber compartir con los demás y es auto-disciplinado”.
En el campamento de Mongolia Interior 24 niños de Bao Tou han aprendido a hacer una buena confesión, y durante el campamento han estudiado la Biblia, superando incluso una pequeña prueba final.
Durante cinco días de campamento, del 8 al 13 de julio, 30 niños de la parroquia de Yang Ge Zhuang, del Distrito de Qian An de la ciudad de Tang Shan, en la provincia de He Bei, han aprendido el significado de los diez mandamientos y de los siete sacramentos. (NZ) (Agencia Fides 20/07/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network