AMÉRICA/CHILE - El Card. Ezzati en el santuario de Maipù: “María, en estos tiempos de tensión, nos pide utilizar el lenguaje del amor”

lunes, 17 julio 2017 culto mariano   menores   migrantes   pobreza  

CECH

Maipú (Agencia Fides) – Al menos sesenta mil fieles peregrinaron este fin de semana al Santuario Nacional de Maipú, con motivo de la fiesta de la Virgen del Carmen, Patrona de Chile, que se celebró ayer, domingo 16 de julio. La misa principal “por Chile”, según la nota de la Conferencia Episcopal enviada a la Agencia Fides, se celebró al mediodía por el Arzobispo de Santiago, el Cardenal Ricardo Ezzati, quien recordó a los fieles: “Nos sentimos hermanos a pleno derecho; aquí nadie es allegado o extranjero: la casa de María es nuestra casa”.
Iniciando con esta consideración, en la homilía el Card. Ezzati ha preguntado: “¿Dónde está tu hermano inmigrante?¿Qué haces por él?¿Qué has dejado de hacer por él?¿Dónde están tus hermanos y hermanas más pequeños, los más de 90 mil niños y adolescentes vulnerados, muchas veces abandonados a su suerte, sin protección social adecuada, y hasta sometidos a maltratos físicos y psicológicos, niños y adolescentes que mendigan un techo del cual, finalmente, intentan huir, porque no es "hogar", sino una cárcel?¿Qué hemos hecho de estos hermanos, vulnerados por tantas injusticias? ¿Dónde está tu hermano que, en pleno siglo XXI, en una sociedad marcada por tantos adelantos y por la opulencia de unos pocos, es desechado como descarte del cual hay que liberarse? ¿Qué hacemos con tantos pobres que aún viven en míseros campamentos, con los adultos mayores abandonados? ¿Dónde está tu hermano, tu hermana, que no conoce el gozo y la esperanza de la fe, la acogida de una comunidad creyente que brinda acogida y calor, o que por nuestras deficiencias se ha alejado de Jesús y de la comunidad?”.
El Cardenal ha exhortado: “ En esta fiesta, la Virgen del Carmen nos invita a dejarnos interpelar por el Señor”. Y luego ha añadido: “María, Madre de la familia chilena, especialmente en estos tiempos de crispación, nos pide aprender el lenguaje del amor. Sólo el amor construye, sólo con amor se construye amistad cívica, sólo con amor se levanta la cultura de la acogida y de la solidaridad. La Virgen del Carmen, a todos los hijos e hijas de Chile, nos auxilie a desterrar el lenguaje duro y descalificador, y aprender la gramática del diálogo que construye y hermana”. (SL) (Agencia Fides 17/07/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network