ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR - Aniversario de la independencia: “Muchos, de todas las religiones, no han renunciado a la esperanza”

miércoles, 12 julio 2017 iglesias locales   situación social   guerras   pobreza  

Khartoum (Agencia Fides) - “Seis años después de la liberación, la crisis humanitaria en Sudán del Sur es peor que nunca, con violaciones graves de los derechos humanos y la persistencia de una brutal guerra civil” escribe Su Exc. Mons. Edward Hiiboro Kussala, obispo de Tombura-Yambio y Presidente de la Conferencia Episcopal de Sudán (SCBC), en un mensaje con motivo del sexto aniversario de la independencia de Sudán del Sur, según el referéndum del 9 de julio de 2011.
En el texto, enviado a la Agencia Fides, el Obispo señala: “yo soy un patriota y estoy feliz de ser un ciudadano de la República de Sudán del Sur. Amo profundamente haber nacido sursudanés y doy las gracias a Dios por dejarme nacer en este precioso lugar. Con orgullo he visto crecer al país en estos seis años después de su nacimiento el 9 de julio de, 2011”.
El obispo continua diciendo: “Quiero seguir trabajando por la unidad de mi país. Quiero gastar mi vida por una paz duradera, esa paz que alguien ha robado. Hay muchos, muchos como yo, de todas las religiones, que no han perdido la esperanza. Creo que el estado actual del país es sólo una fase pasajera. La libertad es un regalo de Dios. La paz es un don de Dios. Los dones de Dios son para sus hijos. La independencia no se adquiere de una vez por todas, sino que se forja cada día, se realiza todos los días”.
Después de algunas reflexiones sobre la realidad actual, iluminadas por la Sagrada Escritura, el Presidente de la Conferencia Episcopal subraya cuatro aspectos prioritarios en el aniversario de la Independencia. El primero es un alto el fuego total: “el país está lleno de violencia y guerra por todas las fuerzas que luchan o por personas que posean armas. Todo el mundo debe, por el amor a esta hermosa nación, Sudán del Sur, dejar sus armas de guerra”. Luego el diálogo nacional lanzado por el presidente “debe ser apoyado por todos los medios”. El tercer punto se refiere a: “la necesidad de declarar la bancarrota nacional de Sudán del Sur”. En este momento crucial será un acto de valor del gobierno declarar que “no hay dinero en el país”.
“Cuando un país no puede pagar los intereses de su deuda o convencer a alguien para que le preste dinero, ha llegado a la quiebra. La causa más evidente de esto estado de fracaso de nuestro querido Sudán del Sur ha sido la guerra civil o la mala gestión financiera del gobierno”. El cuarto punto es una invitación a orar incesantemente por la paz. “¡Amado pueblo de Sudán del Sur, tenemos que orar intensamente por la paz! Para que los corazones de las personas sean impulsados por el amor y la confianza mutua, independientemente de los grupos étnicos o comunidades, haciendo de la vida en Sudán del Sur algo más significativo y alegre”. (SL) (Agencia Fides 12/07/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network