ASIA/FILIPINAS - “Nunca más guerra en Marawi”: llamamiento de los obispos filipinos

lunes, 10 julio 2017 diálogo   derechos humanos   islam   guerras   cristianismo   terrorismo   isis   minorías religiosas  

Manila (Agencia Fides) – “¡Nunca más guerra en Marawi! Pedimos que se vuelva a la normalidad y a la paz en Marawi y en la zona lo antes posible. Nos preguntamos si la extensión de la ley marcial conducirá a esto. Creemos que la guerra en Marawi no es un conflicto religioso. Hemos oído y leído historias realmente sorprendentes de cómo los musulmanes han protegido y ayudado a los cristianos para evitar una muerte casi segura. Ahora los cristianos están ayudando a miles de musulmanes que huyeron de Marawi. Estos son signos indiscutibles de que no existe una guerra religiosa” se lee en el llamamiento de la Conferencia Episcopal de Filipinas al final de la Asamblea Plenaria celebrada recientemente en Manila, y enviado a la Agencia Fides.
Los obispos, junto con eruditos islámicos y líderes religiosos de Mindanao, deploran “el grupo extremista violento Maute que, jurando lealtad al Isis, ha contradicho los principios fundamentales del Islamm al secuestrar y asesinar a personas inocentes”.
Desalentando cualquier uso instrumental de la religión para fines violentos, los obispos instan a que “los padres, escuelas, iglesias y mezquitas se aseguren de que nadie se sentirá atraído por los terroristas”, enseñando a los jóvenes que “nuestras fes están destinadas a la paz” y que “ninguna religión enseña la matanza de personas inocentes sólo porque pertenecen a otra fe”.
El mensaje de los Obispos recuerda que “ya hay una base para la paz y el entendimiento. Es parte de los principios básicos de ambas religiones: el amor de Dios y el amor al prójimo”.
“Amar al prójimo significa actuar”, continúa el texto y los Obispos invitan a “compartir nuestros recursos para ayudar a los miles de personas que huyeron de los horrores de Marawi”. “Oramos por la seguridad de los civiles atrapados - dicen los prelados – de aquellos secuestrados por los terroristas. Tratemos de ser vigilantes, ayudando a nuestras fuerzas de seguridad a derrotar las amenazas del terrorismo en otras áreas de Mindanao. Ayudemos al gobierno a reconstruir la ciudad de Marawi para que sus ciudadanos puedan recuperar sus vidas”.
El mensaje reconoce la “inestimable generosidad de los donantes de diferentes credos, tanto locales como extranjeros, que respondieron con prontitud a las necesidades de los refugiados de Marawi” y lanza un llamamiento “para que no paren las ayudas”. El mensaje termina confiando toda la historia y todas las personas que sufren “a María, madre de Jesús”: “Los católicos creen que hace 100 años se apareció a tres niños en el pueblo de Fátima, que es el nombre de la hija del Profeta Muhammad. A María dirigimos nuestra oración por la paz y la armonía entre los pueblos de diferentes religiones”.
Durante la asamblea ha sido elegido el arzobispo Romulo Valles como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas: hasta ahora vicepresidente de la Conferencia, Valles reemplazará (a partir del 1 de diciembre del 2017) al arzobispo Socrates Villegas que conduce la comunidad de Lingayen-Dagupan, quién ha terminado su segundo y último mandato. Mons. Valles, de 66 años, es arzobispo de Davao, mientras que el obispo Pablo Virgilio David, que dirige la diócesis de Kalooan, ha sido elegido vicepresidente. El mandato tiene una duración de dos años y es renovable una vez. (PA) (Agencia Fides 07/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
diálogo


derechos humanos


islam


guerras


cristianismo


terrorismo


isis


minorías religiosas