ÁFRICA/SUDÁN - Pediatras, obstetras y enfermeros trabajan a diario en el campo de refugiados de Mayo

viernes, 7 julio 2017

Internet

Mayo (Agencia Fides) – El campo de refugiados de Mayo es una enorme superficie de polvo, barro y chozas a las puertas de Jartum, capital de Sudán. La población oscila entre las 300.000 y las 700.000 personas, refugiados que llegaron a comienzos del año 2000 huyendo del conflicto de Darfur. Muchos otros escaparon de la guerra en Sudán del Sur o de la violencia y la pobreza de tantos focos de crisis que inflaman el África Subsahariana. Desde el 200, en el distrito de Angola, Mayo, trabaja la ONG Emergency, que ha puesto en marcha un centro pediátrico.
Como indica el comunicado recogido por Fides, durante 5 días a la semana un equipo compuesto por pediatras, enfermeros y trabajadores sanitarios ofrece gratuitamente servicios médicos básicos, con una sala de observación y una ambulancia para el traslado al hospital más cercano a los casos urgentes. A diario se trata a unos 50 niños. Junto a la clínica, han desarrollado además actividades para las familias así como servicios pre-natales y para después del parto. En el 2016 se mejoraron estas instalaciones en las que trabaja una ginecóloga y tres obstetras, dos de ellos sudaneses.
(AP) (7/7/2017 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network