AMÉRICA/MÉXICO - Monseñor Moreno Barrón: “Es absurdo pensar que un muro sea un signo de progreso”

lunes, 3 julio 2017

Monseñor Moreno Barrón: “Es absurdo pensar que un muro sea un signo de progreso”

Baja California (Agencia Fides) – No se imaginaba, cuando fue nombrado arzobispo de Tijuana, -en el Norte de México-, que hubiera tenido que afrontar el problema de la inmigración tan de cerca pero, ahora, asegura que este asunto “se ha convertido en su prioridad”.
Monseñor Francisco Moreno Barrón, arzobispo de Tijuana desde el 16 de junio de 2016, en una larga entrevista para el diario español ABC y recogida por Fides explica: “Nosotros, gobierno y pueblo mexicano, hemos de pensar en alternativas reales para acogerlos y brindarles oportunidades. Debemos crear nuevas fuentes de trabajo, pero también que México mire más allá de EE.UU. y darnos cuenta de que podemos hacer tratados con otros países. México es un país con riquezas naturales, gente trabajadora y cuyo trabajo es muy apreciado. Tenemos que potenciarlo, darlo a conocer y no depender de lo que diga Trump”.
En la entrevista, publicada al cumplirse un año de su nombramiento, el arzobispo subraya el cambio de tarea que ha afrontado con su nuevo destino: “Venir a Tijuana fue un cambio notable porque es una arquidiócesis con muchos habitantes, tiene alrededor de tres millones de habitantes, lo que es la arquidiócesis entre Tijuana, Tecate, y Rosarito, los tres municipios la conforman. Pero sobre todo, muy especial porque se trata de la frontera más grande del mundo. Efectivamente, a diario la transitan 170.000 personas. Cruzan 50.000 vehículos y 10.000 camiones de carga. Es impresionante cómo he ido encontrando gentes de todas las ciudades y pueblos de México y también hay cada vez más gente de otros países”.
Sobre el “muro de Trump”, el prelado declara: “Yo creo que hoy lo que menos necesitamos son más muros. Ya algunos han caído a través de la historia y es absurdo que en estos tiempos sean un signo de progreso. Lo que urge es construir puentes de relación, puentes de comunicación, puentes de fraternidad y de paz entre las personas y los pueblos. EE.UU. vive una situación delicada, difícil porque está tomando decisiones que lo confrontan fuertemente con muchos pueblos, incluido el pueblo mexicano, sobre todo por el tema migratorio”.
Por último, el arzobispo también habla del trabajo de la Iglesia en esa zona: “Yo quiero reconocer la gran labor que ha realizado la Iglesia aquí en esta tierra, sobre todo en el campo de la evangelización, pero también en la atención pastoral de los emigrantes. Hay varias congregaciones religiosas que se han distinguido aquí por su amor y cercanía con ellos, los padres Scalabrinianos, los padres ancianos, las hermanas Franciscanas de la Paz, las Misioneras de la Caridad. Por mencionar sólo algunas. A mí me impresiona cómo en Tijuana la gente tiene un corazón generoso. Y aún la gente sencilla, desde su pobreza, sabe compartir lo que tienen”.
(CE) (Agencia Fides, 03/07/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network