ASIA/IRAQ - Patriarca caldeo: para hacer renacer los pueblos de la llanura de Nínive no es suficiente con la ayuda externa. Los cristianos no deben permanecer pasivos

martes, 20 junio 2017 Áreas de crisis   iglesias orientales   oriente medio  

SOS Chrétiens d'Orient

Baghdad (Agencia Fides) - Las ciudades y pueblos de la Llanura de Nínive que un tiempo estaban habitados por los cristianos, tras tres años de ocupación yihadista, ahora tratan de volver a empezar también gracias al apoyo generoso y concreto de organizaciones y voluntarios extranjeros, deseosos de ayudar a los cristianos iraquíes en este difícil momento histórico. Pero un verdadero renacimiento sólo será posible si las poblaciones locales dejarán de lado la actitud de quienes se lamentan constantemente y permanecen pasivos “a la espera de recibir todo del Estado y de las organizaciones caritativas”.
Este es el llamamiento que el patriarca caldeo Louis Sako Raphael ha querido dirigir a todos los fieles de su propia Iglesia, tomando referencia de los hechos y situaciones que él mismo ha experimentado en persona, en su reciente visita a Mosul y en diferentes pueblos de la Llanura de Nínive. En un breve informe, dado a conocer por los medios oficiales del Patriarcado, el primado de la Iglesia caldea dirige expresiones llenas de agradecimiento hacia los voluntarios de las organizaciones principalmente francesas - como SOS Chrétiens d'Orient y Fraternité en Iraq - que “están trabajando duro en la Llanura de Nínive, a pesar de la dureza del clima, mientras que nuestras comunidades sufren la frustración y el vacío, y muchos están merodean lamentándose, criticando y mostrando las cantidades de dinero que necesitan, a veces sin ni siquiera dar las gracias a todos los que les está ayudando” .
El Patriarca Sako, sugiere a todos que dejen de lado los hábitos y las actitudes equivocadas, y se dejen inspirar por el dinamismo activo que se manifiesta en la caridad de los voluntarios, que participan también en la reconstrucción de viviendas e iglesias destruidas durante los años de ocupación yihadista. La gratuidad de los voluntarios - comenta el Patriarca - puede ayudar a todos a asumir la propia responsabilidad y a tomar iniciativas espontáneas para la restauración de la vida social en las ciudades y pueblos de la Llanura de Nínive, a sabiendas de que ninguna ayuda externa sería en sí misma suficiente para hacer florecer de nuevo los pueblos que han permanecido desiertos durante tres años, durante la ocupación del auto-proclamado Estado islámico. (GV (Agencia Fides 20/6/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network