ASIA/IRÁN - Sacerdote iraní tras de las masacres en Teherán: los terroristas no conseguirán aterrorizar a nuestro pueblo

jueves, 8 junio 2017 terrorismo   geopolítica   iglesias orientales   oriente medio   Áreas de crisis  

IRNA

Teherán (Agencia Fides) - “Como sacerdote asirio caldeo católico iraní, estoy dolorido por este tipo de actos inhumanos, realizados en su mayoría por personas que se presentan como fieles a Dios y al Islam, y de este modo propagan una falsa imagen de la fe y de la religión”. Con estas palabras, el sacerdote iraní Hormoz Aslani Babroudi, de la diócesis de Urmias y Salmas de los Asirios caldeos, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en Irán (OMP), informa a la Agencia Fides sobre los sentimientos y consideraciones que han provocado tanto en él como en sus paisanos, los ataques terroristas que han sembrado la muerte y la devastación este miércoles 7 de junio en Teherán. Las autoridades iraníes han confirmado que en las últimas horas el número de víctimas mortales se ha duplicado llegando hasta 17. “Sin embargo, los autores de las masacres”, añade el padre Hormoz “no saben que estos actos no conseguirán aterrorizar o extender el pánico entre el pueblo, o debilitar el Estado: muchos han tratado de hacerlo antes que ellos, y no tuvieron éxito y tampoco lo tendrán esta vez, ni en el futuro. El pueblo iraní, musulmanes y cristianos, siempre permanecerán unidos. De hecho esto nos hará aún más fuertes en nuestra unidad, para defender los principios de la propia fe y de de nuestro país tan amado”.
Como sacerdote, p. Hormoz expresa sus condolencias al “Guía espiritual, el Ayatollah Ali Jamenei, y al presidente Hassan Rouhani”, y se declara “cercano a las familias de las víctimas: rezo por el alma de aquellos que han perdido sus vidas, por el consuelo de sus familias y también por todos los heridos. Que Dios les done la curación lo antes posible”.
El miércoles, 7 de junio, en el ataque terrorista doble reivindicado por el Estado Islámico (Daesh), unos hombres armados entraron en el parlamento, mientras que otro comando abrió fuego contra los peregrinos en el mausoleo del Ayatollah Khomeini, fundador de la República Islámica. Las autoridades iraníes afirman que han frustrado un tercer ataque, y que al menos cinco de los terroristas habían formado parte en el pasado de las milicias del Daesh activas en Mosul y en Raqqa.
A las 17 victimas se suman unos cincuenta heridos, de los cuales al menos seis todavía están en estado grave, hospitalizados en unidades de cuidados intensivos.
En las últimas horas, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif ha definido como “repugnantes” las condolencias expresadas por el presidente estadounidense Donald Trump por las víctimas de los ataques en Teherán. Trump en su mensaje afirmaba que había rezado por los muertos, pero también había añadido que “los Estados que patrocinan el terrorismo son propensos a caer víctimas del mal que apoyan”. (GV) (Agencia Fides 8/6/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network