VATICANO - El Card. Filoni a los sacerdotes y religiosos de Malabo: “Hay que anunciar a Cristo, ir a las periferias”

viernes, 19 mayo 2017 filoni   iglesias locales   sacerdotes   religiosas  

Malabo (Agencia Fides) – “Estoy contento de estar en este hermoso país, tierra de una Iglesia joven y prometedora, en una segunda visita pastoral… he decidido iniciar mi visita con este encuentro, para entrar en contacto con la Iglesia local a través de sus agentes pastorales. Vosotros sois los principales protagonistas de la vida de la Iglesia y de su misión en Guinea Ecuatorial”. Con estas palabras ha iniciado su discurso el Card. Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, reuniéndose está mañana con los con los sacerdotes y con los religiosos y religiosas de la Archidiócesis de Malabo, en el primer acto de su visita pastoral a Guinea Ecuatorial (véase Fides 17/5/2017).
El Cardenal ha continuado manifestado los aspectos esperanzadores de la situación eclesial local (como el dinamismo y el crecimiento de la fe y un renovado interés por el Evangelio y la misión), fruto del trabajo de sacerdotes y religiosos, pero sin callar algunos problemas, como una vida espiritual más bien mediocre del clero, las divisiones, envidias, rencores, deseos de hacer carrera por parte de algunos presbíteros y personas consagradas. “Como sacerdotes y religiosas, responsables de la Iglesia local, – ha recordado el Cardenal -, estáis llamados a ser “la sal y la luz” en esta sociedad, siguiendo el ejemplo de Jesús, Buen Pastor. Debéis vivir fielmente y con alegría vuestra identidad sacerdotal y religiosa”.
Luego el Prefecto del Dicasterio Misionero ha reiterado que “la Iglesia, por su misma naturaleza, es misionera. Por este motivo, la evangelización es una prioridad” y ha subrayado que la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium “debería constituir el punto de referencia para la Iglesia de Malabo y de toda Guinea Ecuatorial, llamada también a un camino de conversión y a un fuerte compromiso de evangelización”.
“Hay que anunciar a Cristo, ir a las periferias” ha exhortado el Cardenal, subrayando en particular el valor del testimonio y tres aspectos que le están vinculados: la vida espiritual, moral y pastoral.
“La vida espiritual del sacerdote y del religioso debe estar animada y guiada por el Espíritu de Dios, que nos conduce a la santidad, perfeccionada por la caridad”; “el sacerdote y los religiosos deben acoger el celibato 'con una libre y amorosa decisión que ha de renovarse continuamente', siendo conscientes de la debilidad de la propia condición humana”; para dedicar toda la vida y todas las fuerzas al servicio de la Iglesia, tenemos necesidad de la caridad pastoral de Jesús, que ha dado la vida por su rebaño.. Debemos imitar a Jesús en la donación de sí mismo y en su servicio”.
Por último, el Prefecto del Dicasterio Misionero, ha dado las gracias a los sacerdotes y religiosos: “por el celo con que lleváis adelante la evangelización” - y los ha animado - “Caminemos hacia el frente, animados por el amor que compartimos por el Señor y por la Santa Madre Iglesia”.
Al final del encuentro, el Card. Filoni ha presidido la Misa para los sacerdotes, los religiosos y las religiosas en la Catedral “Santa Isabel” de Malabo. “Amor y don de sí son dos términos que surgen de las lecturas de hoy, que proponen una enseñanza preciosa y útil sobre cómo comportarse y relacionarse dentro de la comunidad eclesial, sacerdotal y religiosa” ha manifestado en su homilía, ha recordado que “la vocación cristiana, sacerdotal y religiosa es un don gratuito de Dios . Esta elección no se debe a nuestros méritos ni a una condición de alto nivel social o cultural. Esta elección es parte del mismo misterio de Dios, rico en misericordia y lleno de amor. De modo que ha de comprenderse y vivirse con verdad de fe y caridad de obras”.
En la vida comunitaria “quien busca la propia felicidad vive en el egoísmo y se aleja del amor. Quien, por el contrario, desea vivir en el amor, debe renunciar a la propia felicidad, abrirse a los demás” El Cardenal ha continuado diciendo: “contra las divisiones que puedan surgir en vuestras comunidades, como la rivalidad, la exclusión y el rechazo del otro por diferencias étnicas, de clase, de religión o de opinión, os exhorto a acoger el mensaje de amor de Jesús, que abraza, se da y perdona”.
El Card. Filoni ha terminado su homilía recomendando a todos que imiten al Santo Cura de Ars, “que enseñaba a sus parroquianos, sobre todo, con el testimonio de su vida. Su corazón estaba bien fundado en el amor a Dios y a los hermanos”. (SL) (Agencia Fides 19/5/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network