ASIA/INDIA - Los sacerdotes diocesanos deben inspirarse en la Madre Teresa

viernes, 7 abril 2017 iglesias locales   sacerdotes   madre teresa   evangelización   pobreza   enfermedades  

Calcuta (Agendia Fides) – Los sacerdotes diocesanos en la India quieren tener como modelo y fuente de inspiración a la Madre Teresa de Calcuta: así lo afirman 113 miembros de la Conferencia de Sacerdotes Diocesanos de la India (CDPI), provenientes de 67 diócesis y que se han reunido recientemente en Calcuta, bajo la dirección de varios obispos, entre ellos Mons. Thomas D'Souza, Arzobispo de Calcuta. El tema ha sido “La vida y la misión de la Madre Teresa reflejadas en la vida y misión de los sacerdotes diocesanos”.
P. Raymond Joseph Irudhayasamy, Secretario ejecutivo de la Comisión de vocaciones, seminarios, clero y religiosos en la Conferencia episcopal, señala a la Agencia Fides: “Creo que el efecto de esta reunión va a durar por años en los corazones y las mentes de los sacerdotes diocesanos de la India”. Los sacerdotes han realizado una peregrinación a la tumba de la Madre Teresa para orar y celebrar la Eucaristía, quedando “profundamente tocados por su ardiente deseo de amar sólo a Cristo” y de hacer de la Eucaristía “el eje de su vida”.
“La Madre se inclinó para servir al mismo Jesús que veía en los más pobres de entre los pobres, los enfermos terminales o los incurables. Ella nos enseña con su vida que la santidad no es un lujo para algunos, sino una prioridad pastoral para cada sacerdote diocesano”, ha continuado.
Salvador Lobo, obispo de Baruipur, ha hablado a la asamblea de “entrega total a Jesús, amar sólo a Jesús, para dar sólo a Jesús y vivir sólo para Jesús”, instando a los sacerdotes a “ser el rostro de Cristo en la tierra”. La Madre Teresa de Calcuta, ha recordado, es “un modelo ejemplar de silencio, amistad profunda con Jesús y evangelización a través de su vida”.
Como conclusión del encuentro, la Conferencia de sacerdotes diocesanos ha emitido un comunicado en el que afirma: “Nosotros, los sacerdotes diocesanos, apreciando nuestro don divino del sacerdocio, nos esforzaremos para asimilar los valores vividos por la Madre Teresa, sobre todo su espíritu de universalidad que la empujó hacia todos los que sufren, sin importar su credo, casta o país. Será nuestro esfuerzo servir a los marginados económicamente y espiritualmente en nuestras parroquias, más allá de las fronteras de nuestra comunidad de fe. Decidimos celebrar la Eucaristía recordando el consejo maternal de la Madre Teresa: celebra esta Misa, como si fuera tu primera misa, como si fuera tu última misa, y como si fuera la única. Nos comprometemos a respetar la dignidad humana de cada persona con la que entremos en contacto y a llevar a cabo nuestro ministerio sacerdotal con el máximo amor posible, para que se convierta en fuente de inspiración para todos”. (PA-PN) (Agencia Fides 7/4/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network