CHINA - Un camino cuaresmal bajo la bandera del diálogo y de la espiritualidad

jueves, 30 marzo 2017 iglesias locales   jóvenes   diálogo   espiritualidad  

Faith

Zheng Zhou (Agencia Fides) – Un monje budista chino ha compartido su experiencia de peregrino en la India y su gran devoción personal a Santa Teresa de Calcuta, distribuyendo a los jóvenes católicos chinos medallas de la Santa, bendecidas el día de su canonización en la Plaza de San Pedro: así ha sucedido durante el encuentro interreligioso en la parroquia del Sagrado corazón de la diócesis de Zheng Zhou, en la provincia de He Nan. La iniciativa forma parte del camino cuaresmal de la parroquia, marcado por el diálogo interreligioso en el Año parroquial de la espiritualidad. Según la información enviada a la Agencia Fides, en la tarde del 25 de marzo, el grupo juvenil de la parroquia ha acogido al monje Kuan Yan y a sus discípulos para un “intercambio espiritual, un encuentro del corazón, para consolidar la amistad, para que los jóvenes puedan mejorar y crecer espiritualmente”, como ha explicado el párroco, don Liu Jiang Dong.
Con gran emoción, el monje ha contado su peregrinación a la India y “la admiración hacia la Santa que dedicó todo a los pobres”. Según el monje “todas las religiones enseñan el bien, ponen en el centro a la persona, predican la caridad, la misericordia y la filantropía. Tanto los monjes budistas como los sacerdotes católicos han entregado sus vidas y el futuro a los jóvenes, con la esperanza para ellos de una vida espiritual sólida, marcada por la oración y las obras de caridad, para que otros pueden conocer la religión”.
La parroquia del Sagrado Corazón es una comunidad muy activa, con iniciativas para los jóvenes (formación espiritual y profesional), la catequesis, la evangelización, el servicio social (visitas médicas gratuitas), las obras de caridad (para los ancianos, los discapacitados, los enfermos).
El 2017 ha sido proclamado “Año de la espiritualidad”, invitando a todos a “abrir el corazón a la Iglesia” y el segundo domingo de Cuaresma se ha dedicado especialmente a los jóvenes. Como ha subrayado el párroco: “queremos vivir una vida comunitaria armoniosa, eliminando todos los obstáculos. Juntos queremos ponernos al servicio de la comunidad, de la Iglesia y de la sociedad”. (NZ) (Agencia Fides 30/03/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network