AMÉRICA/MÉXICO - ¿Un obispo como mediador entre el gobierno y los narcos?

lunes, 27 marzo 2017

Mons. Salvador Rangel Mendoza

Chilpancingo (Agencia Fides) – Su Exc. Mons. Salvador Rangel Mendoza, obispo de Chilpancingo-Chilapa, ayer, después de la misa del domingo, declaró que podría servir de interlocutor entre el crimen organizado y el gobierno, si las autoridades lo solicitasen, como un intento de búsqueda del diálogo para intentar pacificar el clima de violencia que azota a Guerrero.
“Un modo de afrontar los problemas en la iglesia es el diálogo, y si las partes lo solicitan yo estaría dispuesto a dialogar, para lograr que Guerrero consiga vivir en paz” ha dicho el Prelado.
Las autoridades no han buscado el diálogo con la criminalidad, ha dicho Mons. Rangel, aunque el gobierno "conoce y sabe bien quienes son y donde están", "pero no habrá voluntad de hacerlo mientras permanezcan a un lado con las leyes en la mano”, “por muy malos que sean tenemos que escuchar sus razonamientos” ha reiterado el obispo.
Con gran sorpresa para la prensa, Mons. Rangel Mendoza ha contado su encuentro con los grupos del crimen organizado: “Ante las amenazas a sacerdotes me vi en la necesidad de entablar diálogo con varios grupos del crimen organizado desplegados tanto al oriente como al poniente del estado. Me atendieron bien y hablé largo y tendido con ellos. Me dijeron que buscan el bien de la gente ante la apatía del gobierno, que los ha abandonado por completo”. En el caso de Chilpancingo, el obispo ha dicho que no se trata de un grupo único, sino de varios grupos en lucha por el control del territorio, y ha subrayado que los más peligrosos son los que trabajan para los narcotraficantes. (CE) (Agencia Fides, 27/03/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network