ASIA/FILIPINAS - La iglesia: “Sobre la pena de muerte, pedimos a los políticos coherencia y conciencia”

jueves, 23 marzo 2017 pena de muerte   derechos humanos   diálogo   política   iglesias locales   vida humana  

Manila (Agencia Fides) – “Lo que pedimos a nuestros políticos es que sean coherentes y que voten sobre la pena de muerte de acuerdo con su conciencia. Pedimos que no utilicen la fe por conveniencia política. Muchos políticos que declaran decir sí a la vida, luego, votan a favor de la pena de muerte. La conciencia iluminada por la fe es muy importante en la política, como en cualquier otra opción de la vida humana. Las opciones en la vida personal o privada no pueden estar en contradicción con las de la vida pública”: lo dice a la Agencia Fides el p. Melvin Castro, Secretario ejecutivo de la Comisión “Familia y vida” de la Conferencia episcopal, mientras el Senato filipino se prepara para votar la ley sobre la restauración de la pena de muerte, que ya ha sido aprobada por el Congreso. El voto del Senado está fijado para el 2 de mayo y en la asamblea la mayoría está formada por los miembros del partido del presidente Duterte, promotor de la ley.
“La Iglesia enseña esto, la sacralidad de toda vida. Queremos vivir en una nación que tenga siempre presente el principio de respeto a la dignidad inalienable de cada hombre y de cada mujer y los derechos humanos fundamentales”, ha remarcado el p. Castro a la Agencia Fides.
La Conferencia Episcopal de Filipinas, en una reciente declaración pública, leída en todas las iglesias, ha presentado varias buenas razones para rechazar el proyecto de ley sobre la pena de muerte. Los obispos afirman que la pena de muerte “no es necesaria”, “no asegura una mayor justicia”, “no ayudará al país”.
De hecho, cada pena, observan los obispos, debería tener un efecto reformador y el objetivo de la “curación y del cambio de vida” de quien comete un crimen, y no tener un carácter de venganza. Por otra parte, según los datos del Tribunal Supremo, los errores de la justicia en casos de condenas de muerte están por encima del 70%, al mismos tiempo que “ningún estudio ha demostrado que la imposición de la pena de muerte es un medio eficaz de disuasión a la delincuencia”, señala el mensaje de los obispos.
Por lo tanto el llamamiento pide explícitamente a los senadores que “rechacen la reintroducción de la pena de muerte”. Los obispos por último invitan a los fieles a orar constantemente para que “el Espíritu Santo ilumine y guíe el espíritu y la conciencia de los legisladores”, llamados a tomar una decisión que afectará a la vida de muchas personas y al futuro del país. (NDL-PA) (Agencia Fides 23/3/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network