ÁFRICA/CONGO RD - ¿Las masacres en Kivu del Norte son obra de auténticos yihadistas?

jueves, 23 marzo 2017 yihadistas   grupos armados   masacres  

Kinshasa (Agencia Fides) - Desde principios de octubre de 2014, la población del territorio de Beni (Kivu del Norte - República Democrática del Congo) es víctima de una serie de secuestros y masacres, en los que más de mil personas han perdido la vida.
El gobierno congoleño culpa de la violencia a un grupo de rebeldes ugandeses de inspiración islámica, las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), que describe como un grupo terrorista yihadista. Según el gobierno, las ADF están en contacto con otros grupos yihadistas como Al Shabaab de Somalia y Boko Haram de Nigeria. Esta tesis parece estar demostrada por la presencia en las filas de la ADF, de ugandeses, somalíes, keniatas, chadianos y sudaneses. “Pero la tesis yihadista del gobierno no es del todo convincente. Podría ser un truco sencillo para ganarse la simpatía de la comunidad internacional, que también es 'víctima' de una cierta forma de terrorismo internacional”, afirma la nota enviada a la Agencia Fides por la Red Paz para el Congo.
Las masacres en realidad nunca han sido reivindicadas como sucede con las cometidas por los grupos yihadistas en otras partes de África, por ejemplo Boko Haram en Nigeria o los Shabaab en Somalia. La ADF no hace comunicados ni están activos en sitios de Internet jihadistas. Ellos no siguen una lógica de reclutamiento de nuevos creyentes en vista de la expansión de un califato en la región de los Grandes Lagos de África, sino una lógica de asentamiento territorial.
En ellos, se puede observar una estrategia de asentamiento en determinadas zonas del territorio de Beni, donde la población local ya no puede acceder. En cuanto a los supuestos miembros extranjeros, es difícil pensar que se trate de “Foreign Fighter” (combatientes extranjeros) llegados al Congo para enrolarse en una hipotética yihad. Se trata más bien de extranjeros ya presentes en suelo congoleño desde hace años, incluso décadas, por motivos política, económicos o profesionales.
“Según otra teoría, los verdaderos autores de estos delitos serían el mismo gobierno y las poblaciones de origen ruandes cuyo objetivo sería balcanizar la región”, afirma el comunicado. “Este era también el punto de vista del padre Vincent Machozi, religiosos asuncionista asesinado en la noche del 20 de marzo de 2016 (véase Fides 22/3/2016 y 21/3/2017). Poco antes de ser asesinado, Beni-Lubero en su página web, había acusado al presidente del Congo Joseph Kabila y al Presidente de Ruanda Paul Kagame de ser los verdaderos instigadores de las masacres. Según él, los dos presidentes promovían una atmósfera de terror con el fin de obligar a la población local a abandonar sus tierras, ricas en madera y minerales, para asentar a una nueva población procedente de Ruanda. En su último mensaje antes de su asesinato, el padre Machozi había escrito: «las túnicas musulmanas ayudan a crear confusión para ocultar el rostro de la ocupación ruandesa, que ya demasiado visible a los ojos de todos»”. (L.M.) (Agencia Fides 23/3/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network