ASIA/CHINA - Siguiendo las huellas de San José vivir la vida cristiana en silencio, humildad y serenidad

miércoles, 22 marzo 2017 iglesias locales   fiesta  

Faith

Pekín (Agencia Fides) – Vivir nuestra vida cristiana siguiendo los pasos de San José; como todos los años, la comunidad católica de la China continental ha celebrado una de las más amadas solemnidades del año litúrgico, la fiesta de San José, centrándose en sus grandes virtudes de obediencia, silencio, humildad y serenidad.
Según la información recibida en la Agencia Fides, como es habitual todo el mes de marzo está dedicado al Santo que es Patrón de los trabajadores, de la misión en China, de los recién casados, de la buena muerte. Incontables iglesias, colegios, congregaciones religiosas, misiones y grupos han elegido a San José como patrono no sólo para rendirle homenaje, sino sobre todo para imitar su espíritu y sus virtudes, que están en consonancia con las antiguas enseñanzas de la cultura y de la tradición china.
Visto que este año la festividad coincidía con el domingo de Cuaresma, en diferentes lugares, la fiesta de San José ha sido adelantada al sábado, 18 de marzo. Las celebraciones se han abierto con una solemne procesión con la imagen de San José en la parroquia de Wu Xi. Durante la homilía, el sacerdote ha invitado a todos “a aprender de su silencio: su aceptación en la fe, su espera con esperanza, el cumplimiento de la misión confiada por el Señor con amor”.
En la iglesia de Hu He Hao Te, en Mongolia Interior, la festividad se ha celebrado según el estilo de la estepa: con bailes, cantos y una gran fiesta como signo de una gran familia.
En la provincia de He Bei, las iglesias dedicadas al santo son innumerables. Una de ellas, en la diócesis de Xian Xian, ha inaugurado la nueva iglesia y el nuevo complejo pastoral en presencia del obispo diocesano, S. E. Mons. Joseph Li. Los trabajos por la nueva iglesia iniciaron precisamente el 19 de marzo del año pasado. Hoy, este pueblo de 200 fieles tiene un complejo de 968 metros cuadrados con salas, canónica y centro espiritual.
En la provincia de Jiang Su, la celebración de la fiesta se ha centrado en la figura del santo, que se convirtió en el instrumento del Señor y en modelo de fe incondicional. Mons. Giuseppe Xu Hong Gen, Obispo de la diócesis Su Zhou, ha destacado su “ejemplo de fe, que nos recuerda que nos volvemos morada del Señor con nuestro corazón, nuestro cuerpo y nuestra vida”.
Un gran número de trabajadores migrantes han participado en las misas celebradas en todas las diócesis, como ha recordado uno de los sacerdotes, “la Iglesia es vuestra casa, donde podéis recibir acogida y respirar oxígeno espiritual, no sólo en los días de grandes fiestas, en la fiesta de vuestro patrón, sino todos los días del año”. (NZ) (Agencia Fides 22/03/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network