ÁFRICA/CONGO RD - Gran participación por el aniversario del asesinato del p. Machozi; ¿claridad sobre los tres asuncionista secuestrados?

martes, 21 marzo 2017 misioneros asesinados  

http://benilubero.com/wp-content/uploads/2017/03/IMG-20170315-WA0029.jpg

Kinshasa (Agencia Fides) - “Ciudad muerta” en Butembo en el primer aniversario del asesinato del p. Vincent Machozi, sacerdote asuncionista, que denunciaba la explotación ilegal del coltán en la región (véase Fides 22/3/2016). El p. Machozi fue asesinado en la noche del 20 de marzo de 2016 en la aldea de Vitungwe-Isale, a 15 km de Butembo en el Territorio de Beni (Provincia de Kivu del Norte en el este de la República Democrática del Congo).
Toda la población de Butembo ha detenido las actividades para participar en la conmemoración del valeroso sacerdote, animada por el club “Amigos del p. Vicent” que ha presentado un vídeo sobre las hazañas del padre asesinado. También se ha celebrado una misa de sufragio en la parroquia de Lyambo Kalemire.
Mientras tanto, parece verse una luz sobre la desaparición de los tres padres Asuncionistas (Agustinos de la Asunción) de nacionalidad congoleña, Jean-Pierre Ndulani, Anselme Wasikundi y Edmond Bamutute, desaparecidos en la tarde del 19 de octubre de 2012 en su parroquia de Notre-Dame des Pauvres de Mbau, a 22 km de Beni (véase Fides 22/10/2012).
En el juicio en curso en Beni de Mwami Bolembo Kanzira, conocido como Radjabu, uno de los líderes de las ADF (Allied Democratic Forces), el grupo de origen ugandés responsable del secuestro, se ha sabido que los tres religiosos fueron secuestrados porque entraron en posesión de forma accidental de una suma de dinero destinado a las ADF.
Según lo declarado por el mismo comandante rebelde, un paquete con dinero para las ADF había sido transportado en helicóptero, tal vez por la MONUSCO (Misión de la ONU en Congo) desde Kamango (localidad congoleña a 80 km de Beni) y luego arrojado a un campo cercano a Mbau donde iba a ser recuperado por la guerrilla. Una campesina lo recogió por casualidad y lo llevó a la parroquia para custodiarlo a la espera de encontrar a los propietarios. Pero la guerrilla al saber lo ocurrido decidieron secuestrar a los sacerdotes para recuperar la suma. El comandante de la ADF no ha especificado el destino de los tres asuncionistas. Su historia debe ser verificada, y el tribunal de Beni aún no ha concluido su labor. (L.M.) (Agencia Fides 21/3/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network