AMÉRICA/ESTADOS UNIDOS - Trump se corrige: no “a la acogida selectiva” reservada a los refugiados cristianos

miércoles, 8 marzo 2017 refugiados   minorías religiosas   discriminación   migrantes  

youtube

Washington (Agencia Fides) – La orden ejecutiva en materia de inmigración firmada por el presidente de EEUU, Donald Trump a finales de enero, destinada a suspender durante 120 días la entrada en los Estados Unidos de refugiados procedentes de siete países de mayoría musulmana, no pretende servir “de base para la discriminación a favor o en contra de los miembros de una religión en particular”.
Así se afirma con énfasis en el texto de la nueva orden ejecutiva presidencial, firmada por el presidente de EE.UU. este lunes, 6 de marzo después de que la medida mencionada ordenada a finales de enero haya sido bloqueada por la intervención de varios jueces y fiscales nacionales. Gran parte del texto de la nueva orden presidencial - que tiene como objetivo volver a proponer muchas de las disposiciones anti-inmigrantes presentes en el texto bloqueado - está dedicado a exponer las explicaciones póstumas y las justificaciones sobre el contenido de la medida anterior, en respuesta a las muchas críticas recibidas. Entre otras cosas, el Presidente Trump también responde a las interpretaciones según las cuales, la orden ejecutiva de finales de enero ofrecía una acogida privilegiada a los refugiados de fe cristiana de los países afectados por la orden.
Esta orden – se subraya en la nueva ordenanza presidencial - permitía dar prioridad a la recepción de los refugiados que son miembros de “grupos minoritarios religiosos perseguidos”, una prioridades que se aplicaba “a los refugiados de todas las naciones, incluyendo aquellas en las que el Islam es una religión minoritaria, y a comunidades minoritarias dentro de la misma religión”. Básicamente - hace hincapié la nueva orden presidencial - la orden emitida a finales de enero y bloqueada por los jueces no contenía disposiciones específicas con prejuicio hacia alguna religión, sino que estaba destinada a garantizar la posibilidad a todas las minorías religiosas, sin discriminación, de hacer uso del Programa de Estados Unidos para la admisión de refugiados (USRAP).
Con respecto a la orden ejecutiva de finales de junio, bloqueada por los jueces, la medida presidencial-bis veta a los inmigrantes de seis países - y no siete – Estos países son: Libia, Sudán, Siria, Irán, Yemen y Somalia. En la medida anterior, la lista de países vetados incluía también a Iraq. La suspensión de 120 días para las entradas en los Estados Unidos de refugiados procedentes de esos países debe entrar en vigor antes del 19 de marzo. En la nueva disposición se establece que quienes poseen visado o son titulares de tarjetas verdes pueden viajar en los EE.UU..
A finales de enero (véase Fides 28/1/2017), en coincidencia con la publicación de la ordenanza ejecutiva que fue bloqueada por los jueces, fue el mismo neo-Presidente USA Donald Trump quién reconoció como una “prioridad” la concesión del estado legal de refugiado a la categoría de “cristianos perseguidos”, haciendo referencia explícita a la situación de Siria. Las consideraciones sobre el tratamiento especial a los refugiados cristianos habían sido expresadas por el Presidente Trump en una entrevista televisiva el viernes, 27 de enero en la Christian Broadcasting Network, sistema de medios fundado por el tele-predicador Pat Robertson. Al periodista que le preguntó si los cambios introducidos en la política de acogida de refugiados tenían una relación con la situación de los cristianos perseguidos, y si se considera esta realidad como “una prioridad”, Donald Trump respondió afirmativamente. “(Los cristianos perseguidos) han sido tratados horriblemente”, subrayó el presidente de los Estados Unidos, añadiendo que “si tu eras cristiano en Siria era imposible, muy, muy difícil entrar en los Estados Unidos. Si eras musulmán podías entrar”. (GV) (Agencia Fides 8/3/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network