ÁFRICA/EGIPTO - La “Declaración de al Azhar” también plantea al mundo islámico el “principio de ciudadanía”

jueves, 2 marzo 2017 diálogo   islam   iglesias orientales  

saintadday.com

El Cairo (Agencia Fides) - Después de dos días de ponencias y debates, en el marco de la Conferencia sobre “la libertad y la ciudadanía, la diversidad y la integración”, dentro del congreso organizado en el Cairo por la Universidad de Al Azhar y por el Consejo de los sabios musulmanes (organismo con sede en Abu Dhabi) - los más de 600 delegados (políticos, académicos, líderes religiosos cristianos y musulmanes) participantes de la conferencia, procedentes de 50 países, han firmado la “Declaración de convivencia recíproca islámico-cristiana”, que condena el uso de la violencia en nombre de la religión e indica como principio de ciudadanía el criterio que debe aplicarse para garantizar la convivencia pacífica y fructífera entre personas de diferentes religiones y comunidades religiosas.
El mismo Sheikh Ahmed al Tayyib, Gran Imán de Al Azhar, ha explicado el contenido y ha proporcionado la clave para la interpretación de la “Declaración”, en un discurso final bien articulado, en el que ha recordado la necesidad de aplicar los principios de ciudadanía, igualdad y estado de derecho para contrarrestar la discriminación y los malos tratos sufridos por las minorías. El Gran Imán ha rechazado las prácticas sociales y jurídicas que crean un “estándar doble” discriminando a los ciudadanos en base a su pertenencia o no al Islam.
Al Tayyib, en su intervención, que hemos recibido en la Agencia Fides, también ha reiterado la incompatibilidad entre el verdadero Islam y la persecución contra los creyentes no musulmanes, remarcando que la defensa de la libertad de los ciudadanos es una tarea reservada a los Estados nacionales, y ninguna otra entidades, religiosa o de otro tipo, debe pretender interferir con los gobiernos nacionales legítimos en este terreno. Precisamente ayer, miércoles 1 de marzo, Amnistía Internacional había interpelado a las autoridades civiles egipcias, culpándolas de “fracasar” en la defensa y protección de los cristianos coptos en el Norte del Sinaí, que en las últimas semanas, han sido víctimas de una serie de asesinatos y actos de violencia selectiva (véase Fides 23, 24 y 27/2/2017).
El Gran Imán, en su discurso final, ha denunciado una vez más, la propaganda que pretende imponer al imaginario colectivo la falsa idea de una grave vínculo entre el Islam y el terrorismo, advirtiendo que la insistencia sobre este estereotipo engañoso abre el camino hacia la criminalización de todas las religiones, un objetivo perseguido por los sectores “ultra-modernistas” que tratan de cancelar todas las afiliaciones religiosas como una medida necesaria para garantizar la estabilidad de las saciedades denominadas como “avanzadas”. (GV) (Agencia Fides 2/3/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network