ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR - Emergencia por hambruna: quienes más mueren, como siempre, son las madres y los niños

sábado, 25 febrero 2017

CUAMM

Yirol (Agencia Fides) - Las grandes agencias internacionales de las Naciones Unidas han emitido una declaración conjunta en la que se llama fuertemente la atención sobre la situación de emergencia: 100 mil personas están en peligro de morir de hambre en el norte de Sudán del Sur y, si no se interviene inmediatamente, se teme que casi la mitad de la población (5 millones y medio) antes de julio, no tendrán acceso a alimentos.
“Hace unos días estuve en Sudán del Sur. Justo cuando estaba allí, el lunes 20 de febrero, el gobierno del país declaró oficialmente un nuevo y terrible desastre: ¡el hambre! Que está afectando sobre todo al Estado de Unidad, una zona que bordea en gran parte con el Estado de los Lagos, donde nosotros de la organización Médicos con África Cuamm trabajamos”, dice a la Agencia Fides el padre Dante Carraro, Director del Cuamm.
“Lo que más amargura y desesperación genera - continúa el padre Dante - es que en este caso, la emergencia se ha creado por el contexto de inseguridad, por una guerra civil de la que la gente o escapa o muere. Los que más mueren, como siempre, son las madres y los niños, el odio lleva a matar a los propios hermanos, a sembrar muerte y desesperación. El temor es que la emergencia se extienda y no se limite sólo al estado de Unidad”.
“Cómo Cuamm estamos trabajando en dos proyectos importantes para apoyar los tratamientos contra la desnutrición severa en 78 centros de salud. El objetivo es poner bajo tratamiento a 9.600 niños menores de 5 años. Estamos trabajando con 1.023 agentes locales y 53 internacionales, de los cuales unos veinte son italianos”. “Es difícil para nosotros, en Italia, (y otros países de occidente) entender completamente lo que significa 'morir de hambre'. Tratemos durante un momento de identificarnos en esas mujeres que acuden a los hospitales de Yirol y Cueibet o al centro de salud de Maper, con sus hijos desnutridos, pequeños que pueden tener un año y ¡sólo pesan 5 o 6kg! N podemos quedarnos sólo en declaraciones, tenemos que hacer que la ayuda alimentaria se real y concreta, para permitir que pueda llegar a las poblaciones que sufren, como ha dicho recientemente el Papa Francisco”, concluye el Director del Cuamm. (DC/AP) (25/2/2017 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network