http://www.fides.org

Asia

2003-09-01

ASIA/INDIA - EN LA “JMJ ASIATICA” LOS JÓVENES DEL CONTINENTE SE COMPROMETEN A SUPERAR LAS BARREAS DE CULTURA, NACIÓN, RELIGIONES PARA CONSTRUIR LA PAZ

Bangalore (Agencia Fides) – Reflexiones, intercambios, fraternidad, diálogo intercultural e interreligioso, oración, música y canto: estos son los elementos que han caracterizado el tercer Encuentro de la Juventud Asiático, denominado la “JMJ Asiática”, que ha tenido lugar en Bangalore (Estado de Karnataka, India meridional) del 9 al 16 de agosto pasado. El evento, titulado “Los jóvenes de Asia por la paz” ha sido promovido por la Conferencia Episcopal de la India en colaboración con la Federación de las Conferencias Episcopales de Asia (FABC). Han participado cerca de 10.000 jóvenes de Pakistán, Bangladesh, Nepal, Srilanka, Laos, Camboya, Mongolia, Corea, Japón, Macao, Malasia, Indonesia, Filipinas y una amplia representación juvenil de todas las diócesis de India.
Llevando el saludo del Santo Padre, Mons. López Quintana, Nuncio Apostólico en India, dijo: “¡El Santo Padre cree en vosotros! Asia es una tierra de promesas y esperanzas para la humanidad. La Jornada de la Juventud Asiática es una Jornada Mundial de la Juventud en miniatura. Tenemos necesidad de vuestra alegría de vivir: recordad que participáis en la renovación de la sociedad y la vida”. Durante la Santa Misa de inauguración fue llevada al altar la Cruz de la Jornada de la Juventud Asiática, que los meses precedentes había viajado por las diócesis de India.
El prof. Dada Vaswani di Pune habló sobre el tema “El camino de la juventud por la paz”, recordando que “la paz en el mundo depende del altruismo y no de la política. La paz es la música de la vida. Para tener paz hace falta seguir las notas de la paz: amor, igualdad, tolerancia, compasión dejando a un lado nacionalismos, racismos y explotaciones”.
El Encuentro fue enriquecido también con una gran Muestra compuesta por objetos preparados por los jóvenes de los diversos países que mostraban las diversas culturas y tradiciones locales y por una vigilia de oración dirigida por la comunidad de Taizé.
Reunidos en seminarios, los delegados se interrogaron sobre la aportación de los jóvenes de Asia en la reconciliación dentro de los diversos países asiáticos envueltos en guerras, conflictos étnicos y civiles y desórdenes sociales, para crear una auténtica cultura de paz. En el Encuentro han participado no sólo jóvenes católicos sino también invitados de otras religiones, con el fin de ampliar lo más posible el tema de la paz, implicando a budistas, hinduistas, musulmanes y miembros de cultos tradicionales.
En las diversas sesiones los jóvenes profundizaron en los cuatro pilares de la paz, indicados en la encíclica “Pacem in Terris” (Verdad, Justicia, Amor y Libertad). Las discusiones afrontaron también cuestiones como la globalización, lucha contra el terrorismo, sida, abuso de drogas y alcohol, desequilibrios ecológicos, paro, fundamentalismo, consumismo, crisis de valores.
En las últimas jornadas del Encuentro, algunos políticos indios llevaron un mensaje de paz y armonía, pero la aclamación más grande la recibió la Superiora General de las Misioneras de la Caridad, Sor Nirmala Joshi, que dijo a la asamblea: “Queridos jóvenes, ¿de qué tenéis miedo cuando tenéis un Dios bueno que os ama y cuida de vosotros? Sois la esperanza de las naciones”.
(PA) (Agencia Fides 1/9/2003 Líneas: 48 Palabras: 530)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network