AMÉRICA/ESTADOS UNIDOS - Solidaridad con los pueblos indígenas, mientras se denuncian los trabajos de Keystone y Dakota

jueves, 16 febrero 2017 indígenas   política   ambiente  

Washington (Agencia Fides) – La asociación Franciscan Action Network de los Estados Unidos se ha propuesto “ser solidaria con los hermanos y hermanas indígenas y con la tierra” ante la disposición del Presidente Trump de permitir la realización de los conductos para el oleoducto pasando a través de la Reserva de Standing Rock Sioux, en Dakota del Norte, y del oleoducto de Keystone, en Alberta, Canadá, hacia Steele City Nebraska.
La asociación ha declarado lo siguiente: “Franciscan Action Network condena con firmeza las acciones del Presidente Trump en lo referente a la orden ejecutiva sobre el inicio de los trabajos para ambos conductos, Keystone y Dakota. Permitir el saqueo y la destrucción de la maravillosa creación de Dios para apoyar la codicia de unos pocos es moral, espiritual y éticamente incorrecto y va en contra de las enseñanzas de todos los grupos religiosos”.
“Las poblaciones indígenas en la zona involucrada de Dakota nos han recordado - continúa el texto del comunicado – que '¡El agua es vida!'. Como personas de fe que quieren responder a la llamada del Papa en la Laudato Si para proteger la Tierra y su población, debemos ser solidaridad con nuestros hermanos y hermanas indígenas y proclamar que 'el agua es vida', y declarar nuestra firme oposición a los trabajos de excavación de Keystone Pipeline y de Dakota Pipeline” ha dicho Patrick Carolan, director ejecutivo de la Franciscan Action Network.
“No se trata sólo de una cuestión moral, sino de una cuestión de libertad religiosa. La construcción de un oleoducto a través de la tierra sagrada de los pueblos indígenas es una violación de su libertad religiosa, exactamente igual que si el Presidente Trump hubiese dado el permiso para abatir la Catedral de St. Patrick en Nueva York para poder construir una refinería de petroleo en su lugar”.
En la Agencia Fides hemos recibido esta noticia precisamente en el momento en que el Papa Francisco encontraba, poco antes de la audiencia general del miércoles, a los participantes del III Foro de los pueblos indígenas convocado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). “Cuando la actividad económica interfiere «con las culturas indígenas y su relación ancestral con la tierra», debe prevalecer la necesidad de un «consentimiento previo e informado» por parte de la población local”, ha dicho el Papa.(CE) (Agencia Fides, 16/02/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network