EUROPA/ESPAÑA - Oración en la playa donde se encontró el cuerpo de “Samuel”, un niño migrante congoleño

viernes, 3 febrero 2017 migrantes   pobreza  

Acto de oración en la playa de Zahora, en Barbate, (España)

Barbate (Agencia Fides) - Alrededor de 200 personas, entre sacerdotes, conciudadanos de Barbate y Tarifa, representantes de las ONGs y muchas otras, se han reunido el 1 de febrero en la Playa de la Mangueta de Zahora, en Barbate, (España) para tener un momento de oración organizado por el arciprestazgo de la zona y por el Secretariado diocesano de Migraciones.
El acto se ha celebrado en el punto donde el 14 de enero se encontró el cuerpo del pequeño de 6 años, al que se le ha dado el nombre de “Samuel”. Justo después se supo que Samuel venía del Congo junto con su madre. Samuel se considera el Aylan español, como el pequeño sirio en fuga da la guerra que fue arrastrado por el mar junto con sus familiares.
Según la nota enviada a la Agencia Fides por la diócesis de Cádiz y Ceuta, Gabriel Delgado, director del Secretariado diocesano de Migraciones, ha iniciado el momento de oración con la lectura de un comunicado remitido por el obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, en el que expresaba su unión a esta “invitación de plegaria y solidaridad” destacando cómo este suceso trágico “ha golpeado nuestra conciencia y la de toda la sociedad”. “Esta mañana, mejor que nunca, debemos despertar de la anestesia egoísta de la comodidad y del individualismo que caracteriza hoy las relaciones humanas para unir nuestras fuerzas en la oración y en la acción. Digamos bien fuerte la palabra que expresa mejor lo que vemos y sentimos: ¡Vergüenza!” ha escrito el obispo.
Recodado a los millares de personas que, cada día, tienen que dejar sus casas y sus ciudades, Mons. Zornoza Boy ha invitado a la reflexión personal sobre nuestra respuesta ante esta profunda crisis humanitaria y social. 
España es la otra meta de muchos barcos, pateras o balsas de personas pobres de África que buscan fortuna en el Mediterráneo, pero desde la costa atlántica. Según los guardacostas españoles no es fácil controlar esta zona debido al tráfico de buques de Marruecos que están autorizados a navegar y dirigir parte del comercio marítimo. (CE) (Agencia Fides, 03/02/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network