ASIA/LAOS - Dos nuevos sacerdotes para Laos en 2017

miércoles, 1 febrero 2017 minorías religiosas   derechos humanos   libertad religiosa   evangelización   sacerdotes  

Pasquale Castrilli Omi

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – La pequeña comunidad católica de Laos (menos del 1% de los siete millones de habitantes) se prepara para celebrar dos nuevas ordenaciones sacerdotales en el 2017: así lo comunican a la Agencia Fides los Obispos de Laos que han concluido su visita ad limina al Vaticano. Los diáconos que se están preparando para la ordenación sacerdotal - programadas en el año en curso, si no hay problemas - pertenecen uno al Vicariato Apostólico de Pakse, el otro al de Luang Prabang.
Mons. Louis-Marie Ling, Vicario apostólico de Paksè, dice a la Agencia Fides que nutre gran esperanza, después de la solemne celebración pública de la beatificación de los mártires: “Ha sido una fiesta con más de siete mil fieles, un evento histórico, un milagro para nosotros”.
Las actividades pastorales, afirma Ling a la Agencia Fides, proceden con calma, “a veces tenemos algunos pequeños problemas con algunos funcionarios provinciales, pero como sacerdotes y religiosos visitamos a las familias, celebramos los sacramentos, damos catecismo sin problemas”.
Con el nuevos diácono, cuya coordinación está prevista para el próximo mes de marzo, “en Pakse contaré con cinco sacerdotes activos y dos jubilados”, dice. Ellos llevan las parroquias y más de 13 mil fieles de la Vicaría. “No es obra mía ni mérito mio, todo es obra de Dios. Nosotros seguimos la inspiración del Espíritu Santo”, dice el Obispo a Fides.
Por su parte, Mons. Tito Banchong, administrador apostólico de Luang Prabang, en el norte del país, que en septiembre de 2016 celebró la ordenación de tres sacerdotes y se prepara para otra ordenación nos dice: “En mi zona, donde durante 12 años, desde el 2000, estuve completamente solo, hemos sido bendecidos por el florecimiento de vocaciones al sacerdocio: una señal de que el Señor está cerca. Él es el Dios-con-nosotros. Y también lo ha estado durante el tiempo de sufrimiento”, dice el obispo, que entre 1976 y 1986 pasó cinco años en prisión, cuando el régimen comunista Pathet Lao presionaba con fuerza sobre la libertad religiosa.
El Papa Francisco, en la homilía de la misa en Santa Marta el 30 de enero, ante los obispos de Laos, afirmó que “la mayor fortaleza de la Iglesia de hoy está en las iglesias pequeñas, pequeñísimas, con poca gente, perseguidas, con sus obispos en la cárcel. Ésta es nuestra gloria y nuestra fuerza hoy”
Como conclusión de su visita ad limina, Mons. Tito Banchong remarca: “Estamos realmente felices. Esta visita nos ha dado la certeza de la unidad con el Papa. El Papa nos conoce, nos ama, nos ha abierto su corazón. Para nosotros es realmente un padre que nos escucha en profundidad. Nos ha dicho que sigamos adelante en nuestra misión y esto para nosotros es un estímulo precioso”. (PA) (Agencia Fides 1/2/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network