ASIA/ORIENTE MEDIO - La defensa de los cristianos en Oriente Medio se convierte cada vez más en terreno de luchas geopolíticas

jueves, 26 enero 2017 oriente medio   persecuciones   iglesias orientales   geopolítica  

Haroutunian

Beirut (Agencia Fides) – La condición y el destino futuro de las comunidades cristianas de Oriente Medio siguen siendo el centro de diferentes enfoques y controversias geopolíticas implementadas por líderes políticos de importancia internacional. Las últimas manifestaciones de esta tendencia hacen referencia a Francia y Rusia. En una extensa entrevista publicada recientemente por el diario libanés L'Orient-Le Jour, el ex ministro francés de economía, Emmanuel Macron, candidato “independiente” en las próximas elecciones presidenciales en Francia, ha rechazado la tesis que habla de que la permanencia en el poder del Presidente sirio Bashar Assad es un “acto necesario” para garantizar la supervivencia de las comunidades cristianas en Siria.
Macron ha definido este argumento como un “error diplomático y moral”, definiendo a Assad como “un dictador sanguinario”. Yo”, ha agregado el candidato al Elíseo, “no apoyo la idea de poner como condición la remoción de Assad, pero tampoco soy complacientes hacia Assad”. Macron ha reivindicado, entre los roles de Francia, el de “asegurar que los intereses de los cristianos de Oriente sean defendidos”, pero ha añadido que “este objetivo no esta de ninguna manera vinculado a Assad”. Las palabras de Macron son una respuesta directa a algunas declaraciones de François Fillon, que ha salido como ganador de las elecciones primarias para el candidato presidencial por el centro-derecha en Francia, que el pasado mes de noviembre en un debate antes de la etapa final de las primarias, había presentado la permanencia de Assad en el poder como un factor necesario para garantizar la supervivencia de las comunidades cristianas en Siria, argumentando que si en lugar del actual régimen sirio “los sunitas llegan al poder, para los cristianos hay dos opciones, o las maletas o el ataúd”.
El miércoles 25 de enero, el ministro de exterior ruso Sergej Lavrov, volvió a hacer juicios, de carácter geopolítico, tomando como ejemplo la difícil situación de los cristianos en Oriente Medio. En su intervención en la Conferencia Internacional de Navidad sobre la Educación, en el Kremlin, el estrecho colaborador de Putin hizo referencia a la alarma y a la preocupación causada en Oriente Medio también por los “crueles sufrimientos” y la “destrucción deliberada” infligida a las comunidades cristianas de la región. “Por desgracia - añadió Lavrov - la Unión Europea elude la discusión sobre los problemas de los cristianos en Oriente Medio, poniéndose bajo la infame máscara de lo 'políticamente correcto'” (GV) (Agencia Fides 26/1/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network