ASIA/AFGANISTÁN - Las “bacha posh”: niñas vestidas como chicos para evitar los matrimonios precoces con adultos

lunes, 12 diciembre 2016 menores  

Internet

Kabul (Agencia Fides) - Las familias afganas que quieren proteger a sus hijas menores de edad de los matrimonios precoces tienen que decidir si desean ocultar su sexo para evitar que ningún hombre adulto quiera casarse con ellas. Los padres que optan por no dejarse tentar por las ofertas económicas y de bienes materiales que ofrecen adultos de entre 40 y 70 años, se ven obligados a convertirlas en “bacha posh” que en dari, el idioma principal del país, significa “vestidas como chicos”. Les cortan el pelo como niños, las visten con ropa masculina y cambian su nombre para que, especialmente en las zonas rurales, pasen desapercibidas en una sociedad que las considera poco más que bienes materiales. Sin embargo, muchos padres, dirigidos por líderes religiosos locales y por tradiciones tribales, al final deciden venderlas por grandes sumas de dinero.
Recientemente, el Institute of War and Peace Reporting (IWPR) ha realizado un estudio entre padres y ancianos de los consejos tribales en las provincias de Balkh, Faryab y Jawzan en el que se ha puesto de manifiesto que en sus comunidades la mayoría de las niñas se casan entre los 9 y 14 años, a pesar de que la edad mínima para el matrimonio de una mujer en Afganistán es de 16 años. El director del departamento de asuntos de la mujer de Balkh, ha declarado que “cada día se registra un nuevo caso de matrimonio infantil forzado”. Además, el representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos en Afganistán, ha dicho que “los casos de matrimonio infantil en el norte del país están en aumento”.
Por otra parte, el IWPR ha denunciado que “las autoridades locales admiten el no ser capaces de impedir este fenómeno”, y denuncian esta plaga endémica que no sólo viola los derechos de los niños, sino que abre el camino hacia la violencia de género. Según un informe de Human Rights Watch, el embarazo entre las menores comporta también graves peligros de muerte durante el parto por complicaciones. Los datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que 460 mujeres de cada 100 mil mueren cada año en Afganistán por complicaciones durante el parto, muchas menores de edad. (AP) (12/12/2016 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network