AMÉRICA/HAITÍ - Renunciare a la violencia, restituir la confianza, renovarse a todos los niveles: mensaje de los obispos 

viernes, 9 diciembre 2016 conferencias episcopales   catástrofes naturales   elecciones   política  

worldatlas

Port au Prince (Agencia Fides) – Un fuerte llamamiento para que se renuncie a la violencia en todas sus formas y el deseo de que esta Navidad sea para todos los haitianos una fuente inagotable de alegría, paz y amor: estos son los sentimientos expresados por los Obispos de Haití en su Mensaje al Pueblo de Dios, publicado al final de su 123 Asamblea plenaria ordinaria celebrada en Lilavois, el 2 de diciembre.
“En cuanto a la historia actual de nuestro país, durante mucho tiempo el pueblo de Haití ha sido engañado por sus líderes” afirman los obispos en el mensaje enviado a la Agencia Fides. A continuación, recuerdan la baja participación registrada en las últimas elecciones, expresión de la falta de interés de la población haitiana que, demasiado a menudo, ha visto sus sueños convertirse en pesadillas por las personas en las que había puesto su confianza: “Estos engaños han dado lugar a la frustración, al derrotismo y a la desconfianza”.
Teniendo en cuenta que el índice de participación registrado en la última consulta electoral ha sido de alrededor del 21%, los Obispos llaman a la acción para devolver la confianza a todas aquellas personas que “viven con la sensación de haber sido engañadas y utilizadas”. Por ello señalan: “Es urgente que los líderes escuchen el sufrimiento de las personas y tomen decisiones políticas y económicas capaces de devolver la esperanza y la confianza”.
Los Obispos, dirigiéndose también a los políticos en su mensaje también, piden que se deje de lado toda actitud triunfalista y se coopere para hacer que reine la estabilidad en el país, algo necesario para su desarrollo.
A continuación, hacen un llamamiento por las víctimas del huracán Matthew, con la certeza de que los haitianos son un pueblo que tiene mucho coraje, “siempre listo para enfrentarse a cualquier tipo de calamidad que nos pueda suceder” y “estos momentos de gran sufrimiento son oportunidades que nos permiten experimentar el vivir en profunda la solidaridad”. Conscientes de lo que ha vivido durante demasiado tiempo el pueblo de Haití, los obispos afirman que ahora la población está hambrienta de una auténtica renovación a todos los niveles: espiritual, ético, social y político. (CE) (Agencia Fides 09/12/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network