ÁFRICA/EGIPTO - Yihadistas egipcios acusados de participar en la matanza de los coptos masacrados en Libia

martes, 29 noviembre 2016 yihadistas   iglesias orientales   terrorismo   Áreas de crisis  

facebook

El Cairo (Agencia Fides) – La justicia egipcia ha acusado a algunos ciudadanos a lso que se cree en contacto con los yihadistas del Estado Islámico (Daesh) de estar involucrados en la matanza de 21 coptos egipcios asesinados en Libia en el invierno del 2015 (véase Fides 16/2/2015). Los acusados son parte de un grupo de 20 egipcios que ya están en juicio por cargos de haber trabajado para crear una “célula” terrorista egipcia afiliada con Daesh en la gobernación de Matruh y por haber estado en los campos de entrenamiento militar de los yihadistas en Libia. La nueva acusación que han recibido parece importante por la motivación que el Ministerio Público hipotiza como origen de la horrenda masacre perpetrada en una playa de Libia: los 21 cristianos coptos – se lee en la motivación de la fiscalía, según la prensa egipcia – habrían sido asesinados “para inducir al ejército a intervenir militarmente” en el conflicto contra las milicias yihadistas afiliadas a Daesh que controlaban buena parte del territorio libio.
De hecho, en la madrugada del 16 de enero de 2015, apenas unas horas después de la difusión en línea del vídeo de la ejecución macabra de los 21 coptos, los aviones del ejército egipcio atacaban y bombardeaban las posiciones de los yihadistas en Libia, especialmente en la zona de Derna. “La venganza por la sangre de los egipcios - estaba escrito en un comunicado de prensa de las fuerzas armadas egipcias sobre las incursiones en Libia - es un derecho absoluto y será aplicado”. Egipto – se leía en el texto - reclama el derecho a defender su seguridad y estabilidad de los actos delictivos cometidos por “elementos y grupos terroristas dentro y fuera del país”.
Los 21 coptos asesinados fueron secuestrados en Libia a principios de enero de 2015. “El vídeo que retrata su ejecución - decía después de la matanza a la Agencia Fides Anba Antonios Aziz Mina, obispo copto católico de Guiza - fue construido como una puesta en escena cinematográfica horrible, con la intención de sembrar el terror. Y, sin embargo, en ese producto diabólico de horror sangriento, se ve que algunos de los mártires, en el momento de su ejecución bárbara, repiten 'Señor Jesucristo'. El nombre de Jesús ha sido la última palabra en sus labios. Al igual que en la pasión de los primeros mártires, que han confiado en aquel que los recibirían poco después. Y así han celebrado su victoria, la victoria que ningún asesino puede arrebatar. Ese nombre fue un susurro en el último momento, como el sello de su martirio” (GV) (Agencia Fides 29/11/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network