AMÉRICA/GUATEMALA - Obispos centroamericanos: “Seguimos esforzándonos por construir sociedades más justas y pacíficas”

sábado, 26 noviembre 2016 iglesias locales   migrantes   justicia   jóvenes  

Sedac

Ciudad del Guatemala (Agencia Fides) – “Los centroamericanos que dejan nuestros países como migrantes y los hermanos extranjeros que emigran a tierras centroamericanas o transitan por ellas, ocupan un lugar especial en nuestro corazón de pastores y en el corazón de nuestra Iglesia”. Esta es la preocupación pastoral principal de los obispos de Centroamérica, reunidos para la Asamblea Anual del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), del 21 al 25 de noviembre en Guatemala (véase Fides 23/11/2016), y que está contenida en el mensaje publicado al final de los trabajos, recibido en la Agencia Fides.
Inspirados por el Papa Francisco, los obispos exhortan a los jóvenes de la región a dar vida “a proyectos nacionales y regionales de atención humanitaria a favor de nuestros migrantes y de los migrantes que llegan a nuestros países, fortaleciendo los proyectos que ya existen”. La esperanza es que “nuestra región sea digna casa habitable en donde nadie tenga necesidad de irse y una casa tan amplia en donde quepan otros hermanos extranjeros que esperan nuestra solidaridad”.
Entre los aspectos positivos que se han puesto de manifiesto en la asamblea, los obispos han señalado con satisfacción los progresos en materia de justicia realizados en algunos países; la presencia solidaria de la Iglesia denunciando en varios países la explotación injusta e irresponsable de los recursos de la creación; la profunda espiritualidad de nuestros pueblos, con la que se aferran a la misericordia del Señor y no pierden la esperanza en medio de situaciones dramáticas de dolor y de pobreza; el testimonio de fidelidad amorosa de tantos matrimonios; la entrega misionera de sacerdotes y agentes de pastoral; la fe alegre y comprometida de los jóvenes.
“Sin embargo – continúa el texto -, seguimos viendo con suma preocupación el progresivo avance del relativismo ético, el doloroso drama de la trata de personas, la violencia que genera el narcotráfico, la imparable desigualdad económica que hiere nuestras sociedades generando nuevas formas de pobreza espiritual y material”. Además también preocupa el retroceso en algunos países en lo que se refiere a los derechos humanos, gobernabilidad y democracia. “Delante de realidades tan complejas y difíciles, invitamos a todos a no perder la esperanza y a testimoniar con la vida la fuerza de la resurrección de Jesús… Sigamos comprometiéndonos por construir sociedades más justas y pacíficas”.
Entre los motivos de esperanza, los obispos citan la Jornada Mundial de la Juventud del 2019, en Panamá, invitando a los jóvenes a prepararse. “Es también la gran ocasión para que los jóvenes centroamericanos puedan ofrecer ante el mundo su testimonio de creyentes que forman parte de una Iglesia mayoritariamente joven, alegre y misionera, enriquecida por la sabiduría de los pobres y la sangre de sus mártires”.
En el mensaje los obispos reiteran su profunda “comunión de fe y amor con el Papa Francisco ”, a quien renuevan su gratitud por sus gestos evangélicos y por su esfuerzo pastoral de renovación de la iglesia bajo la acción del Espíritu Santo. “Por este motivo hemos dedicado mucho tiempo a reflexionar sobre la Encíclica Laudato Si’ y sobre la Exhortación Apostólica Post Sinodal Amoris Laetitia, procurando captar la novedad evangélica de ambas y buscando juntos formas concretas de actualizarlas en Centro América ”. (SL) (Agencia Fides 26/11/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network