AMÉRICA/ARGENTINA - “La gente ya no tienen dinero ni para comprar leche”: la difícil situación de Quilmes denunciada por Mons. Tissera

martes, 22 noviembre 2016 derechos humanos   desarrollo   pobreza   niños de la calle  

Misa de la Esperanza en Quilmes

Quilmes (Agencia Fides) – Cientos de fieles se han congregado el pasado 19 de noviembre para celebrar juntos la “Misa de la Esperanza” en el gran parque de las Malvinas, punto donde confluyen los tres distritos que conforman la Diócesis argentina de Quilmes. Desde hace 21 años se celebra allí la “Misa de la Esperanza”, que este año ha contado con una motivación especial: la clausura del Jubileo del Año de la Misericordia y los 40 años de la creación de la diócesis de Quilmes.
En la homilia, recibida en la Agencia Fides, Su Exc. Mons. Carlos José Tissera, obispo de Quilmes, ha usado palabras fuertes para describir la desocupación y la precariedad del trabajo, el hambre y también el tráfico de droga que sufre la diócesis.
“No se trata de algo que nos han contado sino que los estamos viendo: los comedores han aumentado en el número de niños y adolescentes. Ahora en algunos barrios son jóvenes los que también están pidiendo un plato de comida. La gente no tiene dinero para comprar comida" ha dicho el Prelado. Mons. Tissera ha subrayado: “las estadísticas dicen que ha disminuido el consumo de leche". "Nos preocupa seriamente que en algunos barrios esté aumentando la cantidad de niños con tuberculosis. Hay casos de desnutrición".
Precisamente por la presencia numerosa de ciudadanos, el obispo ha denunciado también la situación del trabajo en negro y mal pagado. "Hoy estamos aquí, porque queremos rezar para tener trabajo, porque falta el trabajo. Porque el trabajo que hay, está mal remunerado. No está alcanzando el dinero para llegar a fin de mes. Sabemos que las pequeñas y medianas empresas también están en crisis y son el sostén de nuestra zona sur”.
En la conclusión Mons. Tissera también lamenta el aumento del número de personas, la mayoría pobres, que desde el campo se asientan en las ciudades, construyéndose alojamientos precarios: “Al problema de encontrar una vivienda se une el tema de la salud, la educación, la inseguridad, la droga y la falta de comunicación por falta de acceso al transporte”. (CE) (Agencia Fides 22/11/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network