ÁFRICA/KENIA - “Estamos cayendo de nuevo en la violencia electoral de hace nueve años”, advierten los Obispos

martes, 15 noviembre 2016 obispos   política   violencia  

Enfrentamientos del 2008

Nairobi (Agencia Fides) - “Cuidado, corremos el peligro de volver a caer en la violencia del 2007-2008” advierten los Obispos de Kenia, que “señalan con preocupación el resurgimiento de la violencia, del lenguaje de confrontación y del discurso del odio” ante la campaña para las elecciones generales de 2017 que ya ha empezado.
En un comunicado enviado a la Agencia Fides, la Conferencia Episcopal de Kenia, subraya que “el país ya ha entrado en un clima electoral”, criticando a los políticos que “están abandonando sus responsabilidades para ir de un extremo del país al otro para asegurarse un puesto en las elecciones del 2017”.
Las acusaciones y contra acusaciones de los políticos “sin importar la verdad” ya están alimentando la violencia en diferentes zonas del país. “Se han perdido vidas humanas en incidentes entre los Pokots y los Marakwets. Se están produciendo enfrentamientos entre la comunidad Kisii, Maasai y Kipsigis”, se lee en el mensaje, y son algunos de los ejemplos citados.
Tras reiterar la prohibición del uso de los púlpitos para fines electorales (véase Fides 11/9/2016), los Obispos recuerdan otro mal que aflige a Kenia, la corrupción, “que se comete sin vergüenza o miedo” y dicen que están dispuestos “como líderes religiosos, a facilitar un foro de discusión sobre temas de corrupción con sobriedad, lejos de la retórica política”.
Frente a los ataques terroristas que han ensangrentado las zonas fronterizas con Somalia, los obispos subrayan que “las intenciones de sus autores son claras: crear hostilidad entre cristianos y musulmanes. No hay que ceder a esta tentación, porque el mal sólo puede ser derrotado con el bien”.
El mensaje termina definiendo como “preocupante la situación de conflicto sin fin en Sudán del Sur”, que provoca un flujo constante de refugiados al campamento de Kakuma. “Hacemos un llamamiento al gobierno de Kenia, para que trabaje junto a otras naciones para encontrar una solución duradera a los problemas de Sudán del Sur. Kenia tiene que retomar su papel tradicional de mediador de paz en Sudán del Sur”.
Los Obispos concluyen haciendo un llamamiento a la responsabilidad de todos los keniatas, “porque el bienestar y la prosperidad del país depende de cada uno de nosotros. Juntos podemos construir un país que sea más justo y esté libre de la corrupción, un país en orden y donde se respeta la ley y la dignidad de cada persona”. (L.M.) (Agencia Fides 15/11/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network