AMÉRICA/CHILE - La vida y la dignidad de todos los chilenos, el bien común, los desafíos culturales preocupan a los obispos

sábado, 12 noviembre 2016 conferencias episcopales   sociedad civil   pobreza   política  

Punta de Tralca (Agencia Fides) – “Nos preocupa el debilitamiento democrático manifiesto en la altísima abstención de las últimas elecciones municipales. Esto revela una vez más el creciente desinterés y desafección hacia la actividad política que, por el contrario, debería ser el mayor interés de quienes se proponen buscar el bien común ”. Así lo han afirmado los obispos de Chile al finalizar la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, celebrada en Punta de Tralca, en su mensaje final, recibido en la Agencia Fides, subrayando su gran preocupación por “la vida y la dignidad de todos los chilenos, y el bien común de la sociedad, los desafíos del cambio cultural que vivimos”.
Si bien el Año jubilar de la Misericordia está terminando, “creemos que el tiempo de la Misericordia es un desafío que perdura – escriben los obispos - y con mucha fuerza queremos insistir en esta dimensión evangélica en nuestros planes y proyectos pastorales”.
Con respecto a la vida social, los obispos subrayan que “las instituciones del país, políticas, sociales y religiosas, tenemos un papel relevante a la hora de reconocer, acoger y discernir el legítimo malestar que expresan diversos sectores de la sociedad hacia los liderazgos a todo nivel”. Y luego continúan: “Todos podemos ayudar a que la búsqueda de lo mejor para Chile se realice con respeto y a través de un diálogo responsable y participativo, evitando expresiones de violencia y descalificaciones que, además de crear tensión en los ambientes, suelen distraer la atención de los temas más urgentes y relevantes”.
La Conferencia Episcopal llama la atención del Estado hacia los sectores más vulnerables de la sociedad, para que se evite el peligro de que, entrando en un período de preparación para las elecciones presidenciales y parlamentarias, se suspenda el trabajo hacia estas personas. “Miramos con especial preocupación la atención en la salud pública, las pensiones mínimas de hoy y las de mañana, la precariedad de tantos empleos y la falta del mismo, las delicadas situaciones que viven los hermanos migrantes y los pueblos originarios”. De forma especial los obispos están preocupados por la iniciativa de ley que en algunos casos hace legal el aborto, “dejando indefensa a la persona humana en el período prenatal, sin hacerse cargo de las mujeres que pueden estar viviendo situaciones dolorosas y dramáticas”.
Por último los obispos ponen de relieve “la necesidad de una educación integral” de los niños y de los jóvenes en la que debe participar el Estado y la escuela, sin perder de vista el “derecho fundamental y primordial de los padres y madres de formar a sus hijos e hijas según sus propios valores, libres de cualquier influencia de ideologías de género”
Durante la 112 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Chilena se ha renovado el Comité Permanente y otros órganos eclesiales. Su Exc. Mons. Santiago Silva, Ordinario militar, ha sido elegido como nuevo Presidente, y Su Exc. Mons. Cristián Contreras Villarroel, obispo de Melipilla, Vicepresidente. (SL) (Agencia Fides 12/11/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network