http://www.fides.org

Africa

2003-09-02

ÁFRICA/COSTA DE MARFIL - DESDE EL NORTE DE COSTA DE MARFIL, LOS MISIONEROS: “TODO ESTÁ BLOQUEADO...TEMEMOS UNA REANUDACIÓN DE LAS HOSTILIDADES, TODAVÍA MÁS VIRULENTAS QUE LAS PRECEDENTES”

Abiyán (Agencia Fides) – “Seguimos viviendo en una situación de guerra, pese a los acuerdos de paz y la formación del gobierno de unidad nacional”, declara un misionero contactado por la Agencia Fides en Korhogo, ciudad del norte de Costa de Marfil. “Desde hace exactamente un año, el norte del país está bajo control de los rebeldes del Movimiento Patriótico de Costa de Marfil”, recuerda el misionero. “Todo está bloqueado; por las calle circulan poquísimos medios de transporte, la gente no tiene dinero porque los bancos están cerrados y muchos han perdido el trabajo”.
“La tregua en vigor desde hace meses, ahora corre peligro”, añade el misionario. “Desde que, a mitad de agosto, fueron asesinados dos soldados franceses del contingente de interposición, y tras descubrirse un plan para intentar asesinar al presidente Gbagbo, las señales de guerra se multiplican. La gente advierte la tensión en el aire. Todos tememos que se reanuden las hostilidades, aún más virulentas que las precedentes, ya que los contendientes han aprovechado la tregua para volverse a armar”.
En esta difícil situación, los misionarios continúan su obra de evangelización y de asistencia a las poblaciones. “Conseguimos llevar adelante todas las actividades pastorales y de catequesis –dice el misionario- aunque comporten importantes sacrificios personales, también por parte de sacerdotes que ya no son tan jóvenes. Yo mismo me veo obligado a recorrer cada día entre 30 y 60 km en un pequeño ciclomotor para ir a celebrar la misa en las aldeas que no tienen párroco. Desgraciadamente, no podemos utilizar otros medios; de otro modo, nos los roban”.
Costa de Marfil vive una situación de tensión desde septiembre del año pasado, cuando, tras fracasar un intento de golpe de estado, el norte y el oeste del país cayeron bajo el control de una serie de movimientos rebeldes. Los enfrentamientos entre las fuerzas fieles al presidente Laurent Gbagbo y la guerrilla prosiguieron algunos meses, hasta que se negoció una tregua y, más tarde, un acuerdo de paz (firmado en Marcoussis, Francia, en enero de este año) que prevé la creación de un gobierno de unidad nacional constituido por representantes del partido del Presidente y de los rebeldes. El nuevo ejecutivo, sin embargo, permanece bloqueado desde hace tiempo a causa de una disputa sobre el nombramiento del Ministro de Asuntos Interiores y del Ministro de Defensa. A finales de agosto, el descubrimiento de un plan para asesinar al presidente Gbagbo hizo aumentar la tensión en el país. Alrededor de 50 personas fueron arrestadas con la acusa de estar implicadas en el complot, y entre ellas dos generales del ejército. Francia ha arrestado a otras 11, en su mayoría mercenarios, acusadas de haber prestado apoyo a los golpistas marfileños.
(L.M.) (Agencia Fides 2/09/03)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network