ASIA/IRAQ - Batalla de Mosul, las Ong: “Es urgente garantizar la incolumidad de la población civil”

lunes, 24 octubre 2016 guerras   islam   sociedad civil   derechos humanos  

Caritas

Nínive (Agencia Fides) - Mientras que los peshmerga kurdos están ahora a las puertas de Mosul y el Isis prepara su última resistencia en la segunda ciudad de Iraq, continúa la llegada de desplazados a los campamentos de las zonas del sur de la provincia de Nínive, cerca del frente de combate.
Después del primer flujo de más de 5.600 personas, “se espera que el número aumente en la medida que los combates se aproximen a las zonas urbanas” refiere a la Agencia Fides una nota de la organización humanitaria “Intersos” que trabaja en las áreas de Nínive y Salah Ed-Din, las más cercanas a la batalla. Según las estimaciones de la ONU, hasta 1,5 millones de personas se verán involucradas en el conflicto, y se espera que un millón de personas escape de la ciudad y de sus alrededores.
“En la zona actualmente hay 7 campos activos, además de 4 en construcción y uno en preparación, a los que se añadirán 14 sitios de emergencia, con una capacidad de recepción que pasará de las actuales 60 mil a 417 mil personas” comunica Intersos.
Las Ong piden a todas las partes en conflicto que “respeten la Convención de Ginebra para que se garantice la seguridad de los civiles y se les conceda salir de la ciudad para poder recibir ayuda humanitaria”.
Intersos ha establecido equipos móviles de médicos y enfermeras para la primera asistencia sanitaria. El personal médico, distribuido por los pasillos del éxodo, proporciona atención de emergencia e intervenciones salvavidas y se espera llegar a más de 50 mil personas, prestando atención a los más vulnerables, como las mujeres embarazadas y niños.
Se promoverán también actividades de educación en emergencia, dentro de los asentamientos que acogen a los desplazados, creando espacios adaptados a los niños, en los que proporcionar asistencia psicosocial, educativa y recreativa para los niños.
A los sectores más vulnerables de la población, como las mujeres, ancianos y niños, se les distribuyen artículos de primera necesidad gracias a varias organizaciones humanitarias, que también supervisan las violaciones de los derechos humanos, aportando protección y asistencia jurídica (PA) (Agencia Fides 24/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network