AMERICA/ESTADOS UNIDOS - Durante su encuentro otoñal los obispos se interrogarán sobre el extendido uso de la violencia

martes, 18 octubre 2016 política   conferencias episcopales   evangelización  

Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB)

Washington (Agencia Fides) – La Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB) se reunirá del 14 al 16 de noviembre en Baltimore para la Asamblea General de otoño. Durante los trabajos, el arzobispo de Louisville, Su Exc. Mons. Joseph E. Kurtz, pronunciará su último discurso como presidente de la USCCB al final de su mandato de tres años, y los Obispos elegirán al nuevo presidente, al vicepresidente y a los presidentes de cinco Comisiones (asuntos canónicos y de gobierno, asuntos ecuménicos e interreligiosos, evangelización y catequesis, justicia internacional y paz, la protección de los niños y jóvenes).
Los Obispos discutirán y deliberarán sobre el Plan estratégico 2017-2020 de la Conferencia, teniendo en cuenta las cinco prioridades aprobadas en noviembre del año pasado. Las prioridades son: “Evangelización”: abrir de par en par las puertas a Cristo a través del discipulado misionero y del encuentro personal. “La familia y el matrimonio”: estimular y curar a las familias, alentando a los católicos a abrazar el sacramento del matrimonio. “La vida humana y la dignidad”: sostener que la vida humana es sagrada desde la concepción hasta la muerte natural, con una atención especial hacia los pobres y vulnerables. “Las vocaciones y la formación permanente”: fomentar las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, cuidar la formación permanente de los sacerdotes, religiosos y ministros laicos. “La libertad religiosa”: promover y defender la libertad de servicio, de testimonio y de culto, en los Estados Unidos y en el extranjero.
Se presentarán también varios informes, incluyendo una actualización de la Task Force de la USCCB para promover la paz en las comunidades. Los sucesos violentos que se han producido en varias ciudades de Estados Unidos han provocado fuertes reacciones en los sectores intelectuales, políticos y religiosos. De hecho, no se trata sólo de violencia como reacción a los abusos de poder de la policía, sino también de violencia gratuita, perpetrada por grupos de personas, incluso muy jóvenes. El fenómeno hace necesaria la reflexión sobre la realidad social, política y religiosa, y los obispos católicos son conscientes de la necesidad de los fieles de recibir una palabra de orientación para asegurar la paz social en sus ciudades. (CE) (Agencia Fides, 18/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network