OCEANIA/AUSTRALIA - “Es hora de traerlos aquí”: llamamiento de los obispos por los inmigrantes en los campos de detención

jueves, 13 octubre 2016 migrantes   derechos humanos   sociedad civil   obras sociales   solidaridad  

Sydney (Agencia Fides) – “Una de las mayores crisis de nuestro tiempo es la condición de las personas que han huido de sus países por la guerra, la persecución o la pobreza y se ven obligados a vivir sin un hogar, sin seguridad y a menudo, separados de sus familias. En Australia soportamos la vergüenza de la expulsión y del duro trato reservado a las personas que buscaban nuestra protección y que ahora están encerradas en los campos de detención en las islas de Nauru y Manus costa adentro de Papua Nueva Guinea. Es hora de traerlos aquí”: este es el fuerte llamamiento lanzado por el Arzobispo Denis Hart, Presidente de la Conferencia Episcopal Australiana.
En una nota enviada a la Agencia Fides, el Arzobispo, en nombre del episcopado australiano, dice: “Los organismos internacionales se ven abrumados por las condiciones en las que los inmigrantes viven en esas estructuras y los efectos que la detención provoca en su salud, en su espíritu y en el respeto de sí mismos. Algunos detenidos han escrito al Papa Francisco, quien ha expresado su profunda preocupación. Los Obispos católicos australianos deploramos la detención de nuestros hermanos y hermanas en Nauru y Manus Island. Aunque reconocemos los esfuerzos del gobierno para encontrar una solución, también decimos que cuando es demasiado es demasiado. Pedimos al gobierno que transfiera a los detenidos en Australia, a la espera de nuevas decisiones sobre su futuro”.
Los Obispos, señala el presidente, “apoyan firmemente la campaña para traerlos aquí, en Australia. Nos esforzamos para asegurar la ayuda de nuestras comunidades e instituciones católicas para acomodar y sostener a estos refugiados cuando lleguen, poniendo a disposición todos los grandes recursos de los servicios sociales católicos”. La agencia “Alianza Católica para los solicitantes de asilo” está preparada para coordinar con otras organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil, un plan de emergencia para la acogida en el territorio australiano, de los hombres, mujeres y niños que residen actualmente en Nauru y Manus Island. “Mientras que el Jubileo de la Misericordia está a punto de terminar, es hora de alimentar las obras de misericordia y de recoger los frutos”, concluye el mensaje de los Obispos. (PA) (Agencia Fides 13/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network