ASIA/LIBANO - Que los Partidos cristianos vuelvan a pedir de forma compacta una nueva ley electoral

martes, 11 octubre 2016 política   iglesias orientales  

arabpress.eu

Beirut (Agencia Fides) – En el continuo bloqueo institucional que caracteriza a la escena política libanesa, las hipótesis recientes para superar la parálisis y revitalizar el Parlamento recurriendo a una “legislación de necesidad”, fuera de los mecanismos establecidos sobre los que descansa el delicado equilibrio institucional del Líbano (hipótesis prefigurada en particular por el presidente de la Camara, Nabih Berri) aún no han encontrado consenso entre la oposición. Pero en los últimos días, las siglas políticas cristianas más importantes, aunque alineadas en lados opuestos, han subrayado unánimemente su disposición a reanudar activamente su participación en la vida parlamentaria, si se pone al centro de los trabajos la discusión de la renovación de la ley electoral en vista de las próximas elecciones legislativas, previstas para junio de 2017.
“Queremos una ley electoral que asegure una representación efectiva y justa de los cristianos que están luchando para recuperar sus derechos fundamentales dentro de la administración y de los órganos del estado”, ha declarado a un periódico libanés al ex ministro Gaby Layoun, miembro del bloque parlamentario “Cambio y reforma”, que está encabezado por el ex general Michel Aoun. Pero también los miembros de las Fuerzas Libanesas, el partido rival dirigido por Samir Geagea, ha anunciado su boicot a los procedimientos parlamentarios a menos que no se ponga en agenda la cuestión de la ley electoral.
Una petición a la que también parece converger el Partido Kataeb: formación política independiente que se niega, por principio, a participar en las sesiones parlamentarias en la situación actual que ve vacante desde casi dos años y medio el puesto de jefe de Estado. Pero el ex ministro Selim Sayegh, representante de Kataeb, ha dicho que “el Kataeb participará en una sesión parlamentaria si la ley electoral está dentro de la agenda”.
Ya en enero de 2013, las principales fuerzas políticas cristianas (Corriente Patriótica Libre, Fuerzas Libanesas, Kataëb y Marada), a pesar de pertenecer a diferentes bloques políticos, habían expresado su consenso unánime al proyecto de ley formulado por el “Rassemblement ortodoxo”.
La controvertida propuesta de reforma preveía convertir al Líbano en un distrito electoral donde cada ciudadano vota sólo por los miembros que pertenecen a su propia confesión religiosa. Este planteamiento fue abandonado efectivamente después de las declaraciones radicales expresadas con respecto a ella por los parlamentarios cristianos independientes y por el cristiano maronita Michel Sleiman, quien entonces ocupaba el cargo de Presidente de la República Libanesa. (GV) (Agencia Fides 11/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network