AFRICA/KENIA - “La masacre de Mandera forma parte de una larga secuencia de sangre” dice el obispo de Garissa

viernes, 7 octubre 2016 grupos armados   persecuciones  

Nairobi (Agencia Fides) - “Una vez más los trabajadores provenientes de otras partes de Kenia, se han visto afectados en un atentado terrorista que recuerda a otros ataques cometidos por los Shabaab en la zona, cuyas víctimas siempre son trabajadores forasteros. Los objetivos siempre son personas del interior de Kenia, no población local”, dice a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Joseph Alessandro, Obispo de Garissa, en el noreste de Kenia, en la frontera de Somalia, cuya diócesis incluye la ciudad de Mandera, donde en un complejo de viviendas para trabajadores han muerto seis personas. La matanza ha sido perpetrada en la noche del 6 de octubre, y reivindicada por los Shabaab que han declarado que pretendían matar a los cristianos.
Durante los últimos dos años, los Shabaab han perpetrado en la zona, varias masacres contra personas que no son ni somalíes ni musulmanes. La más grave fue en la Universidad de Garissa, donde 148 personas fueron asesinadas en base a su afiliación religiosa.
“Los Shabaab han perdido el consenso de gran parte de la población somalí, que es de religión islámica, por las masacres cometidas contra otros musulmanes. Por eso ahora los Shabaab en Kenia, cuando atentan contra un lugar lleno de gente, discriminan entre musulmanes y cristianos, perdonando a los primeros y matando a los segundos”, explicaba en ese momento a la Agencia Fides Mons. Alessandro (véase Fides 04/08/2015), agregando que “la reivindicación de los Shabaab afirma que estos ataques terroristas son una represalia por la presencia del ejercito de Kenia en Somalia, cuyas tropas juegan un papel importante en el expulsa a los Shabaab de las áreas más importantes de la costa, interrumpiendo los tráficos lucrativos con los que se financiaba el movimiento fundamentalista”.
En el caso de la matanza del 6 de octubre, el Obispo precisa: “Hemos contactado con algunas de nuestras fuentes locales. Nos han dicho que por lo menos en un principio no se sabía si los autores de la matanza eran los Shabaab o algún otro grupo por motivos criminales. Algunos de los trabajadores alojados en una vivienda donde tuvo lugar la matanza estaban trabajando en una cantera de piedra cuyos propietarios habían sido denunciados porque no pagaban los sueldos a los trabajadores. En un primer momento se pensó en una represalia por la denuncia de los trabajadores. Pero esta interpretación ha sido cancelada tras la reivindicación de los Shabaab”. (L.M.) (Agencia Fides 7/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network