AFRICA/CONGO RD - Negociaciones directas entre la mayoría y la oposición: ¿última oportunidad para evitar el caos?

sábado, 1 octubre 2016 política  

Kinshasa (Agencia Fides) - Ayer, 30 de septiembre, los delegados para el “diálogo nacional”, tanto los portavoces de la oposición como de la mayoría presidencial, decidieron comprometerse en unas “negociaciones directas” para la firma de un acuerdo que resuelva la crisis en la República Democrática del Congo.
El diálogo nacional se interrumpió tras los graves episodios del 19 y 20 de septiembre (véase Fides 19 y 20/9/2016), y después de que los obispos católicos anunciasen su retirada de las conversaciones (véase Fides 21/9/2016). Mientras tanto, los gobiernos de los EE.UU., Francia y Bélgica, además de la ONU, han multiplicado sus llamadas para que la mayoría y la oposición congoleña lleguen a un acuerdo para evitar que el país se hunda en el caos y la guerra civil. Las familias de los diplomáticos estadounidenses en Kinshasa han recibido la orden de regresar a los Estados Unidos, ya que, según el Departamento de Estado “se está deteriorando la situación en lo que respecta a la seguridad”.
“La fatídica fecha del 20 diciembre 2016, fecha de espiración del mandato del presidente Joseph Kabila, se acerca rápidamente y la tragedia del 19 de septiembre amenaza con repetirse”, señala una nota enviada a la Agencia Fides por la Red Paz para el Congo. “Para evitarlo - continúa la declaración - tenemos que encontrar un modo para llegar a un acuerdo entre las dos posiciones. Los siguientes puntos pueden contribuir:
La organización de las próximas elecciones presidenciales en un plazo razonable y lo más cerca posible a la fecha constitucional prevista y que no se ha cumplido. En todo caso, a más tardar entre octubre y noviembre de 2017.
Indicaciones claras y precisas sobre la fecha de convocatoria de las elecciones presidenciales, de la jornada electoral y del día de toma de posesión del nuevo Presidente electo.
El respeto y cumplimiento del principio constitucional que impide que el actual Presidente de la República pueda presentarse como candidato en las próximas elecciones para un tercer período presidencial.
El respeto absoluto del artículo 220 de la Constitución que garantiza que, incluso en el período comprendido entre la fecha del final del mandato del Presidente y la fecha de toma de posesión del nuevo presidente electo, no se realizará ninguna revisión constitucional, ya sea mediante el parlamento o por referéndum. Una enmienda constitucional en este periodo supondría cambiar las reglas cuando el juego ya ha comenzado.
El compromiso del Gobierno de elaborar un plan de financiación para las elecciones, comenzando con las presidenciales, para que la Comisión Electoral disponga de todos los medios que necesite” (L.M.) (Agencia Fides 1/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network